CHILE

Congreso chileno aprobó la despenalización del aborto en tres causales; ahora falta la ratificación del Tribunal Constitucional

La Cámara de Diputados y el Senado de Chile aprobaron el proyecto de ley que despenaliza el aborto en tres causales. La normativa aún no puede ser promulgada por la presidenta debido a que la oposición presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional para declarar inconstitucional al proyecto. El argumento del partido de Sebastián Piñera es que la nueva ley contraviene la Constitución chilena, que “protege la vida del que está por nacer”.

Foto: @PedroAbarcaPRO
Foto: @PedroAbarcaPRO

El Congreso chileno aprobó finalmente el proyecto de ley que despenaliza el aborto en tres causales tras dos años y medio de debate y cuatro instancias legislativas. Actualmente Chile forma parte de la pequeña lista de cinco países latinoamericanos que todavía penalizan el aborto en todas las circunstancias.

La votación se realizó en ambas cámaras luego de haber sido aprobado por la Comisión Mixta de Diputados y Senadores. En Diputados el proyecto recibió 70 votos a favor, 45 en contra y una abstención. Mientras que en el Senado obtuvo 22 votos a favor y 13 en contra.

Antes de ser promulgado por la presidenta Michelle Bachelet deberá contar con la ratificación del Tribunal Constitucional, debido a que legisladores de Chile Vamos, el partido del ex mandatario y actual candidato presidencial, Sebastián Piñera presentó un recurso ante el TC para declarar al proyecto inconstitucional. El requerimiento asegura que la nueva ley contraviene la Constitución chilena que “protege la vida del que está por nacer”, y “legaliza el aborto directo o provocado”. Además “manda e impone a terceros la obligación de realizarlo (el aborto)”, critican.

La mandataria chile se manifestó en su cuenta de Twitter tras la aprobación en el Congreso y expresó: “Hoy las mujeres recuperamos un derecho básico que nunca debimos perder: decidir cuando vivimos momentos de dolor. #YoApoyo3Causales”. Mientras que afirmó que confiaba en “que el Tribunal Constitucional acoja la voz de la mayoría”, y argumentó que el proyecto ha recibido un “amplio y transversal apoyo social”.

El TC, un organismo dedicado a hacer control institucional y resolver conflictos entre organismos públicos, debería pronunciarse antes del 28 de agosto. Sólo si obtiene ese respaldo, la presidenta Bachelet podrá promulgarla.

La despenalización del aborto terapéutico fue una de las principales promesas de la campaña de Bachelet para este segundo mandato, que finaliza el año próximo. De ser ratificada por el TC la nuevo ley dejaría de penalizar la interrupción voluntaria del embarazo en casos de violación, inviabilidad del feto o peligro para la vida de la madre. El aborto terapéutico estaba despenalizado antes de la dictadura de Augusto Pinochet, pero fue prohibido y criminalizado poco antes de la caída del régimen.

El TC tiene plazo hasta el viernes 11 para aceptar o rechazar el recurso de los senadores opositores. El senador de Renovación Nacional Francisco Chahuán estima que la resolución será el próximo martes. En caso de aceptar el requerimiento de inconstitucionalidad, el TC abrirá un registro quienes quiera participar del debate en audiencias públicas, que deberían comenzar el 14 de agosto, precisó Chahuán.

El ministro Secretario General de la presidencia, Nicolás Eyzaguirre, adelantó que en caso de que el TC declare inconstitucional el proyecto de ley el fallo “será respetado”, aunque subrayó que esperaba que fuera ratificado.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje