Imprimir Enviar por correo
Último momento
Iniciar sesión
Registrarse

Pelea en Comcar por venta de pasta base dejó un muerto y dos heridos

Una pelea entre dos reclusos por el cobro de una deuda por venta de pasta base, en uno de los módulos del Comcar ayer de tarde, terminó con un interno muerto de una puñalada en el pecho y otros dos -amigos suyos- heridos cuando intentaron ayudarlo.

La mortal reyerta se originó durante el horario de visitas, lo que motivó que la guardia interna del establecimiento solicitara el apoyo de un equipo de la Guardia Metropolitana para retomar la calma en el lugar de los hechos y para que se realizara una requisa sorpresiva en dicho sector del establecimiento de reclusión.

Sobre el asesino, como era de esperarse y respetando el código del silencio carcelario, nadie vio, escuchó o sabe nada, aunque igualmente las autoridades tienen una idea de cómo se originaron los hechos.

En cuanto a la identidad de la víctima vale decir que fuentes del Ministerio del Interior únicamente aportaron que tenía 22 años y que estaba procesado por “reiterados delitos de hurto”.

Lo que se tiene plena certeza es de que este joven fue atacado por una deuda por venta de pasta base, originándose una pelea con cortes de fabricación carcelaria en un sector del Módulo Nº 3, durante el horario de visita.

El o los oponentes del joven fueron más rápidos y tuvieron mayor destreza para asestarle una mortal puñalada en el tórax.

Lo cierto es que otros dos reclusos amigos de la víctima intentaron salir en su defensa y también fueron atacados y heridos con armas blancas caseras, aunque ninguno corre riesgo de vida.

Esto daría la pauta de que se trataría de más de un atacante, ya que en total agredieron a tres hombres y no hubo siquiera un lesionado del bando rival.

Para ello es que se investiga el comercio interno de pasta base en ese sector de la cárcel más grande del país.

También se espera para indagar a los heridos, aunque si todo transcurre como es habitual en la jerga carcelaria es muy poco problable que estos aporten pistas directas sobre el o los agresores por temor a violar el tan mentado código de silencio, lo que a la postre terminaría siendo la firma de una segura sentencia de muerte.

En el lugar de los hechos trabajo además un equipo de Policía Técnica para tratar de colaborar en la siempre difícil investigación que se genera cuando existe un crimen rejas adentro.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión