Imprimir

Una mujer se puso a la venta en Mercado Libre Uruguay

…Cuando faltaban 2 horas para finalizar la “subasta” y tenía $ 1.000.250 de “oferta”, se bajó el anuncio. La oferta ganadora era del usuario “gofio2..(12)”, que se quedó finalmente sin su “artículo”.

El lunes 10 a las 20.28, luego de varios días de exposición al mejor postor, se bajó el anuncio ­sin mediar aviso alguno a los usuarios­ por parte de Mercado Libre Uruguay. Faltaban 2.20 para finalizar la subasta y el monto alcanzado haste ese momento, de 32 ofertas realizadas, era de $ 1.000.250, por parte de “Gofio2…(12)”.

Luego de varias averiguaciones, este corresponsal ubicó finalmente la “mercadería” en subasta, llamada Fernanda. Una joven mujer “muy bien parecida” que decidió ponerse a la venta en ese portal, en la modalidad “Subasta”, con la dirección “http://articulo.mercadolibre.com.uy/MLU-11096239-mmmm-me-vendo-a-solo-un-pesito-_JM”.

Había también algunas preguntas que los usuarios le realizaron a “Fernanda” y sus respuestas.

Se leía de todo “como en botica”; unos consultaban si incluía “la virginidad”; si era “una noche”; o “días”; o en qué consistía la subasta. Lo que siempre aseguraba Fernanda era que “esperaría” lo que “establecen las reglas de Mercado Libre hasta el final de la subasta” y “se entregaría al mejor postor”, cosa que al final no sucedió.

Al momento de cerrar el presente informe, tanto jóvenes serranos como adultos debatían en plazas, liceos y oficinas los alcances de esta clase de propuestas, que en otras épocas eran impensables e imposibles.

Lo que no sabemos actualmente es qué sucedió con los oferentes que, a pesar de la crisis, ofrecieron hasta más de un millón de pesos, además de la mujer, que finalmente vio cómo su dinero se desvaneció ante sus ojos.

Por otro lado, quedó clara también la posición de Mercado Libre, que entendió que la subasta no podía legar a su fin.

Ahora bien, en la calle todos se preguntan: ¿Por qué se aceptó el aviso? El asunto es evidente y sirvió para poner hoy más que nunca en un primer plano los alcances de Internet, sus derivaciones, las leyes y las normas que la rigen actualmente en nuestro país, etcétera, en un Uruguay libre, democrático, republicano y laico, donde los derechos de uno van hasta donde comienzan los del otro.

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión