Jueves 24 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Indignante. Presentaba lesiones producto de abuso sexual o de un empalamiento

    Niño de 2 años fue violado y falleció en el Pereira Rossell

    La muerte de un niño de dos años y medio estremeció ayer a los habitantes de la ciudad de Pan de Azúcar. El pequeño dejó de existir en el hospital Pereira Rossell, donde había sido derivado con lesiones anales producto de una violación o de empalamiento.

    Martes 05 de agosto de 2008 | 03:49

    Mauro Fregosis Martínez, de dos años y medio, llegó el pasado sábado al hospital Alvariza de la ciudad de San Carlos, junto a su madre, JM, que debía practicarse una ecografía porque se encuentra embarazada.

    La joven mujer aprovechó para hacer ver al pequeño por una pediatra, ya que se quejaba de dolores abdominales. Grande fue la sorpresa de la profesional que lo revisó cuando constató la presencia de lesiones anales en el pequeño, por lo cual inmediatamente dio cuenta a un médico forense que se hizo presente en el lugar.

    Con un diagnóstico bastante reservado (el niño tenía señales inequívocas de haber sido abusado sexualmente o empalado) fue derivado en forma urgente al hospital Pereira Rossell de Montevideo, donde dejó de existir la madrugada de este lunes.

    Paralelamente, el estado del niño llevó a que los facultativos que lo asistieron en San Carlos presentaran la denuncia pertinente ante la Comisaría de la Mujer y la Familia de la ciudad de Maldonado, que apenas había comenzado a estudiar el caso se enteró del cruel desenlace. El pequeño vivía con su madre y su padrastro en la calle Francisco Bonilla casi Lavalleja, en Pan de Azúcar. Concurría diariamente al Hogar Diurno del INAU ubicado a muy pocas cuadras de su casa, un sitio modelo donde atienden a decenas de niños de muy corta edad, que reciben adecuada alimentación, atención y educación, mientras sus padres trabajan.

    El padre del niño fallecido se encuentra recluido en la cárcel de Las Rosas por delitos contra la propiedad cometidos el año pasado en jurisdicción de la Seccional 11ª de Piriápolis.

    Ayer a la tarde, cuando supo el destino de su pequeño hijo, sufrió una fuerte descompensación que ameritó su traslado al Pabellón Psiquiátrico del hospital de San Carlos. A todo esto, desde la Comisaría de la Mujer y la Familia de Maldonado se dio vista al titular del Juzgado Penal de 4º Turno, mientras se esperaba la llegada del informe médico proveniente del hospital Pereira Rossell para conocer exactamente no sólo las causas de la muerte del pequeño Mauro sino el origen de las lesiones anales que presentaba.

     

    Estupor y consternación

    Apenas conocida la noticia en la ciudad de Pan de Azúcar, el estupor y la indignación ganaron a toda la población, que comenzó a plantearse, como ocurre en estos casos, muchas interrogantes.

    El Hogar del INAU, un centro realmente modelo ubicado a sólo dos cuadras de donde vivía el pequeño, cerró sus puertas por duelo. Cada madre que llegaba a dejar su hijo en la mañana de ayer se encontraba con la ingrata noticia de que Mauro ya no estaba. El entorno familiar del niño fue el primero en comenzar a ser investigado a fondo por la dependencia policial actuante.

    El padrastro había estado la mañana de este lunes en la Seccional 11ª de Pan de Azúcar pidiendo ayuda para localizar a familiares de su compañera, ya que Mauro había fallecido en Montevideo.

    Comentó que el pequeño se había caído y se había clavado un palo. Sin embargo, su madre no habría comentado algo semejante cuando lo llevó al hospital de la ciudad de San Carlos, donde lo hizo ver porque sentía “dolores abdominales”. Allí demostró una cierta desconfianza de que algo malo le había pasado a su hijo.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    ADEMÁS EN LARED21

      Publicá tu comentario