Imprimir

Rottweiler más Doberman: una cruza diabólica con nombre de perro que destrozó a una mujer

Tal como informó LA REPUBLICA el pasado viernes 2, en la vivienda emplazada en Antonio Loinaz y Lugo, una mujer fue víctima de un brutal ataque consumado por un perro. El animal era alimentado cada día por la mujer, ya que éste era propiedad de su hijo, el cual vive en el mismo predio junto a su familia, su hermano y su madre.

El perro fue un regalo y desde hacía dos años vivía en el lugar; la señora lo alimentaba y atendía con esmero.

Sin embargo, no ajeno a su naturaleza forzada el animal, cruza letal entre Rottweiler y Doberman, ya había dado señales continuas de agresividad, poniendo en riesgo la vida no sólo de quienes viven allí, sino de todos los niños y adultos que circulan y juegan por la calle.

José Luis López, otro hijo de la víctima, ya venía alertando a su hermano de que el animal ponía en riesgo la integridad de todos. Pero sus palabras no fueron suficientes. Se realizaron denuncias en la Seccional 16, se alertó una y otra vez, hasta que ocurrió el infortunio.

La víctima Ofelia López, de 77 años, debió ser socorrida por su hijo, quien inmediatamente llamó a su hermano para que sacara el animal del lugar, para luego trasladar a su madre a un centro asistencial donde permanece internada en el CTI presentando un diagnóstico reservado.

Fiel a su extraña naturaleza

Los médicos informaron a la familia que nunca habían visto algo semejante. El cuadro que presentaba la víctima al ingreso en sala era espeluznante. El animal le mordió los cuatro miembros, e incluso la hirió de gravedad en la cabeza.

Este hecho se suma a los trágicos episodios sucedidos hace pocos meses en un barrio cercano a éste. En esa oportunidad la víctima fue atacada por un perro de la raza Pitbul, y producto de la agresión el hombre falleció por un ataque cardíaco.

Esta vez el animal atacó a alguien que conocía. La mujer, que hacía pocos meses había sufrido un accidente presentaba una fuerte imposibilidad en sus piernas para defenderse ante el ataque, lo que agravó la situación.

El perro en una primera instancia fue trasladado al domicilio de aquellos que lo habían regalado a su actual dueño. Para ello debieron concurrir a la vivienda dos efectivos policiales de la Seccional 16ª acompañados por otros cuatro del plantel de perros para trasladar al enfurecido animal.

Especializados informaron a la familia que el animal debía ser puesto en cuarentena y con vigilancia. Pero así como nadie se hizo eco en las advertencias dadas sobre la peligrosidad del animal, nadie sabe concretamente adónde fue llevado, ni si corren por ello riesgo la vida de otras personas. *

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión