BUEN DÍA

Muffins ingleses veganos, para variar el desayuno

¿Has hecho pan sin necesidad de un horno? Te enseñamos a preparar estos ricos panecillos ingleses sin productos de origen animal y con solo una sartén. Esta receta rinde para diez muffins y cada uno tiene solo 150 calorías.

Foto cortesía de onegreenplanet.org
Foto cortesía de onegreenplanet.org

Iniciador:

3/4 de taza harina común 000
1/2 taza de agua a temperatura ambiente

1/2 de levadura seca

Masa:

1 taza de leche vegetal (avena, soja, arroz, etc)
1 cucharadita de levadura seca
2 cucharaditas de azúcar
2 cucharaditas de aceite de oliva o margarina vegetal derretida
1 cucharadita de sal
1 y 1/2 taza de harina de trigo integral
1 y 1/2 taza de harina común 000
4 cucharadas de harina de maíz (para enharinar una bandeja)

Preparación

Mezcla el agua, la harina y la levadura en un tazón pequeño, hasta que quede suave y todo integrado. Cubre el recipiente y colócalo en un lugar caliente de tu cocina. Acá se inicia el proceso de fermentado del iniciador y puedes dejarlo reposar entre 1 y 12 horas. La mezcla se volverá burbujeante y duplicará su tamaño. Entre más tiempo lo dejes fermentar más rico será el sabor de los muffins.

Usando una batidora de mesa, mezcla la leche y la levadura. Agrega el iniciador ya fermentado y deja que todo se mezcle bien. Ahora cambia a gancho de amasar.

Agregue el azúcar, el aceite de oliva / mantequilla, la sal y 3 tazas de harina, hasta que obtenga una masa uniforme. Esto puede tardar unos 10 minutos.

Cuando la masa esté lista quedará suave y pegajosa al tacto, y eso significa que te quedó en un buen punto.

También puedes amasar esta masa con la mano, en una superficie bien enharinada. Al comenzar la masa es muy pegajosa, pero se manipula bien al amasar.

Has una gran bola con toda la masa y colócala en un recipiente bien aceitado con aceite de oliva o margarina. Llévala a la heladera toda la noche (o hasta por un máximo de cuatro días).

Cocción

coloca la masa en una superficie bien enharinada y córtala en 12 pedazos iguales que luego deberás hacer en forma de bolitas. Ponlas en una bandeja para hornear salpicada con harina de maíz para que no se peguen. Espolvorea las partes superiores con un poco más de harina de maíz o sémola de trigo para darle una textura a la corteza.

Coloque la bandeja en un lugar cálido hasta que la masa duplique su tamaño, generalmente de 1 a 2 horas dependiendo de las condiciones climáticas del momento y de la temperatura ambiente.

Calienta una sartén a fuego medio y barnízala con aceite o margarina vegetal. Coloca tantos bollos como te entren en la superficie de esta. Cuando estén dorados por un lado (entre 5 y 6 minutos) dales vuelta con cuidado y cocina por el otro lado unos 5 minutos adicionales.

Ajusta el calor si tus primeros muffins se doran demasiado o muy rápido.

Si prefieres, puedes optar por hornearlos en un horno precalentado a 180°C (356°F).

Los ingleses suelen comer estos panecillos calientes, para que al untarlos con margarina o mermeladas estas se derritan y se impregnen en la miga.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje