COMER SANO

Tres opciones para disminuir el consumo de sal sin dejar de comer rico

El exceso de sal hace daño, por eso les dejamos algunas opciones para sustituir la sal en las comidas y disminuir su consumo.

sal

Es de conocimiento mundial que el exceso en el consumo de sal es perjudicial para la salud. El sodio y los alimentos que lo contienen son el peor enemigo de los hipertensos y de todos en general.

Los uruguayos consumimos muchísima más sal que la que nuestro organismo necesita y colaboramos con la aparición de enfermedades como la hipertensión o la obesidad. Es por eso que entre otras iniciativas, la Intendencia de Montevideo aprobó en 2015 un decreto que prohíbe que la misma se encuentre en la mesa de bares o restaurantes, con el fin de no incentivar su consumo y que sólo se le entregue a quien la solicite específicamente.

Sin sal no es igual a sin gusto

Para muchos comer sin sal es que igual a “comer sin gusto”, pero por suerte existen otras opciones para condimentar las comidas y evitar su consumo,  por lo menos en exceso. Hospital Británico presenta las siguientes alternativas a la sal de mesa excelentes para cuidar tu salud sin dejar de comer rico.

Además de efectuar una reducción gradual de la sal añadida a las comidas, en la semana mundial de sensibilización sobre el consumo de sal Hospital Británico brinda como recomendación más importante sumar una gran cantidad de fruta y verdura fresca a la dieta, alimentos que naturalmente contienen bajo sodio. A esto se suma implementar la costumbre de prestar atención a las etiquetas de los alimentos, seleccionando aquellos bajos en sodio o que no presenten un nivel alto del mismo. Abajo te presentamos una imagen explicativa que te permitirá entender cuándo un alimento tiene mucho sodio para reducir el consumo de alimentos ultraprocesados y envasados, que vienen de la mano con una alta cantidad de sal de mesa añadida.

Limón- su jugo puede ser un gran aliado a la hora de dejar la sal. Tal vez no es aplicable a todas las comidas pero aporta un sabor cítrico por ejemplo a las ensaladas y las carnes que no necesitarás otro condimento. Además el limón es un gran eliminador de toxinas, aporta vitaminas, y actúa como bactericida.

Ajo – contiene uno de los sabores más intensos por lo que cocinar con ajo nos condimentará la comida perfectamente. Además de ayudarnos a disminuir el consumo de sal también posee propiedades beneficiosas para el organismo.

Finas hierbas y especias – la presencia de perejil, romero, albahaca, pimienta, orégano entre muchas otras opciones en nuestros platos les dará un aroma y sabor a las comidas que tampoco nos hará extrañar la sal.

605291

Para conocer más sobre temas de salud, visita la página del Hospital Británico

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje