Adictivos

Receta de Buñuelos de espinaca al horno

¿Fritos u horneados? Con los buñuelos, como con las empanadas, pasa que cada vez más gente se inclina por no cocinar las comidas en aceite hirviendo, menos aún si se trata de delicadas hojas vegetales, como es el caso de las espinacas.

¿Quedarán ricos?, ¿perderán los atributos que nos enamoraron de aquellos buñuelos de la abuela, crujientes por fuera y esponjosos por adentro? La respuesta, por suerte y salud, es un rotundo no.

Los buñuelos de espinaca al horno tienen solo, respecto de los fritos, una desventaja por así decirle: de tan ricos y livianos son adictivos. Y encima sanos, ¿qué más se puede pedir?

Ingredientes:

700 g. de espinacas picaditas
1 cebolla picadita
3 huevos batidos
70 g. de queso rallado
Harina y leche en cantidad necesaria

Paso a paso

Lavar bien la espinaca, picarla bien chiquita. Picar la cebolla bien chiquita y agregarle la espinaca. Reservar.

Batir los huevos con el queso rallado, una pizca, y agregar harina y leche hasta que quede una masa bastante firme (media durita, sin llegar a ser dura-dura). Incorporar la espinaca con la  cebolla y unir. Agregar ingrediente secreto: una pizca de azúcar. Y si lo tiene a mano, súmele el segundo ingrediente secreto: unas raspaduritas de nuez moscada. De lo contrario, igual los buñuelos saldrán deliciosos.

Lubrique apenas el fondo de una fuente o chapa metálica. Colocar “cucharotas” de la masa, separadas entre sí.

Hornear a temperatura media hasta dorados.

Bon Apetit!

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje