Infalible

Pollo a la mostaza

Sabor y color

Esta receta no requiere mucho tiempo de preparación y siempre sale perfecta. Es una deliciosa opción junto a cualquier guarnición deseada.

Ingredientes

Crema de leche 250 gramos

Mostaza 100 gramos

4 supremas de tamaño grande sin piel ni grasa (u otro corte de pollo)

Sal y pimienta

Limón

Aceite de oliva

Condimentos a gusto: pimentón, curry, tomillo, pimienta cayena (o “ají”), comino

Queso parmesano rallado a gusto

Paso a paso

Retirar la piel y cualquier resto de grasa a las supremas. Cortarlas en porciones individuales para que sea más sencillo servir. Se puede suplantar este corte de pollo por el que sea de su agrado, o incluso adaptar la cantidad de crema para emplear el pollo entero.

Encender el horno para precalentarlo a temperatura media-alta.

Rociar aceite de oliva sobre las porciones y esparcirlo por toda la superficie. Colocar en una asadera. Salpimentar y añadir los condimentos deseados. El pimentón y curry proporcionarán un color dorado maravilloso en la superficie del pollo. Tomillo, pimienta cayena y comino combinan muy bien con el sabor de la salsa de mostaza. Los condimentos pueden omitirse si así lo deseara. Añadir jugo de limón sobre las porciones.

Cocinar el pollo hasta que esté dorado por fuera, y por dentro bien cocido pero aún jugoso (no dejar que se seque). Revisar el pollo en intervalos para chequear el punto de cocción, y cuando esté cerca de finalizar la cocción comenzar con la salsa.

En una olla mezclar la mostaza con la crema de leche hasta que no quede ningún grumo, añadir una pizca de sal y llevar a hervor a fuego bajo por 3 a 5 minutos. Se puede reemplazar la crema de leche por queso crema. Reservar.

En una fuente de vidrio o porcelana apta para horno colocar una capa fina de crema, luego las porciones de pollo ya cocidas y cubrir con la crema restante. Añadir queso parmesano rallado sobre la fuente y enviar al horno. Mantener en temperatura media-alta hasta que el queso se derrita y gratine.

Se puede acompañar esta receta con diversas guarniciones, algunos ejemplos: ensalada fresca de lechuga y tomate, puré de papas o de zapallo, papas noisette, al horno o fritas, arroz primavera, etc.

Retirar del horno y disfrutar acompañado de su guarnición favorita.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje