Sencilla y rápida

Torta de vainilla y limón para la merienda.

Torta de vainilla

Una torta deliciosa y sencilla para realizar cualquier día de la semana. Una acompañante exquisita para el té, el mate, el café o la chocolatada. Podemos realizarla sencilla o rellenarla con el dulce o mermelada de nuestra elección.

Pocos ingredientes y un paso a paso muy fácil de seguir, perfecta para cocinar con los más chiquitos de la casa.

¿Qué necesitamos para preparar esta torta?

(Para una tortera de 28 centímetros de diámetro o similar)

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 1 y 1/4 tazas de azúcar blanco
  • 3 y 1/2 tazas de harina 000
  • 4 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1 y 3/4 tazas de leche
  • 1/4 taza de aceite
  • Algunas gotitas de esencia de vainilla
  • Ralladura de limón a gusto
  • Azúcar cantidad necesaria
  • Manteca cantidad necesaria (para el molde)
  • Alternativa: Cacao amargo en polvo 3 ó 6 cucharadas

Paso a paso

Cascar los huevos con cuidado y separar las claras de las yemas. Colocar las yemas en el bowl que utilizaremos para el resto de la preparación y reservar las claras en un pequeño recipiente, donde podamos batirlas luego.

Agregar el azúcar, la esencia de vainilla y la ralladura de limón a las yemas. Mezclar enérgicamente con una cuchara o espátula hasta que se integren todos los ingredientes y obtengamos una pasta homogénea.

A continuación, tamizar la harina para que no quede ningún grumo y agregarla a las yemas con azúcar. Añadir el polvo de hornear y mezclar una vez más.

En una taza medir tres cuartas tazas de leche, y completar con una cuarta taza de aceite. Incorporar estos líquidos al bowl y mezclar enérgicamente. Continuar agregando leche para que la preparación vaya perdiendo rigidez, dejar de incorporar leche cuando la preparación esté fluida. Aproximadamente debemos añadir una taza de leche extra, para alcanzar la consistencia esperada.

Batir las claras que teníamos reservadas con la batidora o con un batidor de mano hasta llegar al “punto nieve”. Añadir las claras recién batidas al bowl con la preparación e integrar con movimientos suaves y envolventes para que la masa conserve el aire incorporado en el batido.

Enmantecar (podemos utilizar aceite) y enharinar una tortera de 28 centímetros de diámetro. Verter nuestra mezcla en la tortera y esparcir sobre ella azúcar, cuando esté horneada quedará crocante.

Llevar la preparación a un horno precalentado a temperatura media por diez minutos. Hornear a temperatura media-alta hasta que introduzcamos un tenedor o palillo de brochette y salga “sequito”. La superficie debería estar dorada.

Dejar enfriar y desmoldar. ¡Nuestra torta ya está lista para la merienda!

Alternativa 1: Torta de chocolate

Para hacer una torta de chocolate añadir junto con la harina seis cucharadas de cacao amargo en polvo, y continuar con la receta normalmente. Esta opción tal vez necesite algunos mililitros de leche extra para que adquiera la consistencia deseada.

Alternativa 2: Torta marmolada

Para hacer una torta “marmolada”, luego de tener pronta la preparación trasvasar la mitad de la misma a otro bowl. Añadir en este punto tres cucharadas de cacao amargo en polvo y revolver hasta que quede bien integrado en la preparación. Para lograr el efecto “marmolado”, al momento de colocar en el molde ir alternando porciones de masa base y de masa con cacao, sin mezclar.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje