Testimonio

Lo que “ellos” no quieren que veas

Hoy ya paso una semana que fui operada de miopía y astigmatismo agudo en ambos ojos, es la primera semana (desde que tengo uso de razón) que paso sin sentir esos dolores fuertes de cabeza (migrañas) que me acompañaban desde hacía más de 18 años... ya paso una semana desde que me surgió otro motivo más para ¡¡¡APOYAR A NUESTRO FA!!!

glaucoma-prevencion

Padecía estos problemas desde mis 8 años de edad, a los 21 me dijeron que debía operarme porque mi graduación iba en aumento y llegaría el día en el cual ya no vería más, pavadita ¿no?… cuando averigüé los costos de la operación, grande fue el disgusto, ya que no contaba con casi U$S 5000 en ese momento para costearlos (ni cuento ahora).

Hace unos meses me enteré que venían los médicos cubanos a realizar pesquisas a Maldonado y decidí asistir, me la realizaron, me dijeron lo que ya sabía y volví a mi casa, desconociendo lo que pasaría después, más aún si tomamos en cuenta lo que la gente (mala leche) dice…

Un par de meses (en abril) después me llamaron desde el hospital de ojos para coordinarme la consulta preoperatoria, la cual fijamos para el 3 de mayo. Llegó el día, me tomé el bus hacia tres cruces, y al llegar allí, en los mismos andenes de la terminal,  aguardaba el bus “unidad de traslado, solidario con visión” el cual nos trasladaba de forma gratuita hasta la puerta del hospital; gran sorpresa me llevé cuando vi LA FORMA Y EL MODO DE ATENDER, muy amablemente y con una paciencia enorme nos explicaban los pasos a seguir y nos hacían las fotocopias de los documentos que íbamos a necesitar (no es lo que la gente repite no?) Luego fui a otro mostrador, y en menos de 15 minutos me hicieron la historia clínica oftalmológica y ya me estaban llamando para el primero de los más de 6 estudios que me realizaron en sólo 5 horas, al culminar, me retiré del centro con la cirugía coordinada para el 7 de mayo (si, tan sólo 4 días después) y con toda la medicación pre y postoperatoria.

El día de la cirugía llegue al hospital de la misma forma que el 3, un enfermero muy amable me llamó, me llevo a una sala donde me controlaron la presión e inmediatamente me prepararon (vistieron) para la cirugía. A los 10 minutos me llamó la doctora cubana para ingresarme al Bloc quirúrgico -QUIERO DESTACAR EL TRATO TAN AMOROSO Y FRATERNAL, ADEMÁS DE LA PAZ Y CONFIANZA INEXPLICABLE QUE TE BRINDAN ESOS MÉDICOS CON TANTO PROFESIONALISMO- al entrar al Bloc había música muy alegre (Juan Luis Guerra 😁) y ellos cantaban con un swing impresionante), mientras otra enfermera me hablaba y explicaba con una dulzura enorme, como era el procedimiento y que no tardarían más de 15 minutos con cada ojo, así fue que en menos de 30 minutos estaba operada.

Al finalizar me llevaron a una habitación del sector “tarara” donde quedé alojada hasta el día siguiente, ya que no tenía donde quedarme en Montevideo, nos dieron el almuerzo, meriendo y cena, para mi y mi acompañante, y, además, un enfermero cubano iba cada 2 x 3 a ver si necesitábamos algo. Al otro día me levanté, me hicieron el control y volví a mi casa…

A los 3 días me llamaron para preguntarme como me sentía, si tenía dolor, mareos o algo más.

Mañana debo volver para que me retiren los lentes terapéuticos que me colocaron, pero la felicidad y gratitud que siento no me la retiraran jamás!! Ya no volveré a decir “no veo nada” cuando me pregunten que dice en algún lugar, podré completar mis apuntes de facultad porque veré bien el pizarrón y veré a mi hija crecer!!!

GRACIAS FA! GRACIAS CUBA!! POR PENSAR SIEMPRE EN LA CLASE OBRERA!! VALE LA PENA!!

error_outline

Los comentarios publicados en esta sección son entera responsabilidad de su firmante, y no necesariamente representa la posición de LARED21

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje