Premio de Literaturas Indígenas en FIL-GDL 2017: Hubert Martínez Calleja y la Palabra para vencer el Miedo

Hubert Martínez Calleja escritor en lengua Mepa, (Me’pháa) representa al pueblo de la región mexicana conocida como La Montaña en el estado de Guerrero. Al recibir el galardón de Literaturas Indígenas en la FIL-Guadalajara, México, la tarde del sábado 2 de diciembre expresó que utiliza la Palabra para vencer el Miedo.

Premio_de_Literaturas_Indigenas_1Nacido hace 31 años en Malinaltepec, estudió Filosofía y Letras en la Universidad Autónoma guererense (UAG) y Creación Literaria en la Nacional Autónoma de México (UNAM). Su obra Las sombreras de Tsísídiin fue escrita en Me’pháa, lengua hermana del tlapaneco. Estas dos expresiones están amenazadas, como parte de su pueblo a desaparecer.

El poeta ha vivido en una región donde la violencia aumenta en las recientes tres décadas, en un escenario de miedo. Los niños y las jovencitas temen. Se les ha obligado a vivir en silencio, porque es posible que quienes hablen amanezcan colgados. Desde la Montaña guerrerense la poesía de resistencia pide respeto por la vida y se hermana con quienes hablan diferentes lenguas e idiomas en todo el Mundo.

Para enfrentar la discriminación estructural y el inadecuado reconocimiento legal de los pueblos indígenas también se escriben versos que se comparten en las duras jornadas de trabajo donde miles de hombres y mujeres sobreviven al proyecto neoliberal que en México y nuestra América significa: exterminio, intimidación, levantamientos, torturas y muerte. Los sistemas hablan de modernidad y sus representantes en diferentes Estados y gobiernos viven de cumbre en cumbre, mientras sus pueblos van al abismo.

Sobre levantamientos expone Martínez Calleja, en su obra literaria. Es la difícil situación que enfrentan las mujeres pobres de Guerrero, uno de los estados mexicanos donde está al alza la llamada trata de blancas, vinculada al narco y la prostitución que envilece a la nación donde también lucharon y escribieron tiempo atrás: Ignacio Manuel Altamirano en 1854, durante la Revolución de Ayutla en 1888 y Vicente Guerrero, insurgente independentista desde 1810.

 Para enfrentar la violencia y el crimen organizado se han tomado en años recientes diferentes acciones. En el estado de Guerrero varias de las acciones son culturales, como la puesta en escena de la obra Alas Abiertas por iniciativa del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

 La entrega del Premio de Literaturas Indígenas (PLIA) en su quinta edición, (diciembre-2017) dentro de la FIL-GDL con el auspicio de la Universidad de Guadalajara (UdeG), el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, la Secretaría de Cultura de Jalisco y de quienes integran el comité organizador del PLIA es una acción cultural que reconoce el valor de las diferentes lenguas nativas mexicanas, recordado por Itzcoátl Tonatiuh Bravo Padilla, rector de la UdeG, en su mensaje donde evocó el pensamiento del antropólogo e historiador Miguel León Portilla: “Cuando muere una lengua la humanidad se empobrece”.

Actualmente existen en Guerrero 12 mil 220 indígenas me’pháas. Por ellos y su lengua es necesario leer y dar seguimiento a la obra de Hubert Martínez Calleja, quien 163 años después de que su paisano Manuel Altamirano se levantara contra la opresión y escribiera La navidad en las montañas, sueña también como Vicente Guerrero un México soberano e independiente donde todas y todos sus hombres y mujeres sean importantes y protagonistas de la Paz con Justicia Social.

error_outline

Los comentarios publicados en esta sección son entera responsabilidad de su firmante, y no necesariamente representa la posición de LARED21

Leé más de Fernando Acosta Riveros

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje