Daniel Viglietti se queda en el corazón de Guadalajara, México

Foto cortesía de prensa-latina.cu
Foto cortesía de prensa-latina.cu

Una tarde de agosto del año 2012 acudió un entusiasta grupo de académicos, estudiantes y trabajadores al Paraninfo de la Universidad de Guadalajara para escuchar y conversar con el cantante y poeta uruguayo Daniel Viglietti. Eran días de efervescencia política y social en la capital de Jalisco. En varios diarios como La Jornada Jalisco y El Occidental se comentaba que las elecciones recientes, celebradas en julio, habían sido compradas por operadores del Neoliberalismo con meses de anticipación. Antes de entrar al recinto donde también se encuentra el Museo de las Artes (Musa), varias amas de casa, acompañadas de sus esposos, entonaban “A desalambrar”. Unos minutos después se llenó el edificio y muchos asistentes se sentaron en el piso y las escaleras. Alguién gritó varias consignas: “V¡va la República Oriental del Uruguay”, “Saludos hasta el barrio La Teja de Montevideo!”, “¡Patria o Muerte, Venceremos!”, “¡Rául Sendic y los Tupamaros están presentes!”, “¡Viva el Ejército Zapatista de Liberación Nacional!”. Muchos aplausos cuando apareció Daniel Viglietti en el escenario y banderitas de México, Cuba, Uruguay, Chile, Dominicana, Venezuela, Colombia y Perú.

Tarde y noche de música, de reflexión, de fiesta, de historia y de protesta. Una maestra de la escuela de Filosofía gritó: “¡Daniel estás con nostros! Durante un pequeño intervalo, estudiantes de Letras leyeron poemas de Mario Benedetti y entonces se recordaron las presentaciones de esos dos grandes personajes de nuestra América en años recientes y escenarios de la Ciudad de México. Música y Poesía en el ánimo de los tapatíos, oriundos de Guadalajara, Tlajomulco y Tlaquepaque, municipios jaliscienses que integran la Zona Metropolitana Tapatía. Daniel Viglietti cantó y conversó con los asistentes durante casi tres horas. A la salida del Paraninfo, nuevamente las consignas: “¡Viva la República Oriental del Uruguay”, “¡Viva México!”, “¡Vivan los pueblos de Nuestra América”, “México votó y Peña no ganó!”, “¡La oligarquía compró la elección”.

Sobre las avenidas Vallarta y Enrique Díaz de León la letra y música de Viglietti quien se fue aquella noche a dormir y ahora se va del planeta Tierra, mientras su obra y su amistad se queda también aquí en el corazón de Guadalajara, México.

Escribió Fernando Acosta Riveros desde México. Lector y colaborador de LARED21.

error_outline

Los comentarios publicados en esta sección son entera responsabilidad de su firmante, y no necesariamente representa la posición de LARED21

Te puede interesar

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje