Imprimir

Negro Jefe: ¡Tu tronar del corazón sigue latiendo en nuestra sangre!

obdulio-sentado-en-la-pelota

Obdulio Jacinto Muiños Varela 20 de septiembre de 1917-2017. El mundo tuvo al más grande de los grandes “Mohamed Alí”. Pero nuestro Uruguay, tuvo al más grande de los grandes desde nuestra esencia, desde nuestra garra mezcla de charruas, negros, blancos, mestizos, mulatos, zambos y criollos.

No hubo, no hay ni habrá, época tan gloriosa y tan llena de emociones como el gran Maracanazo. Y otros habrán tenido a los Pelés, a los Maradonas, pero ninguno comparable con nuestro Ídolo imponente, nuestro Inmenso Obdulio Varela. ¡Una inmensa y noble estrella brilla en el firmamento! No habrá palabras ni recuerdo que emocionen más que esa gesta en la voz de Carlos Solé.

Pero en toda historia que es sellada con la gloria máxima de ser Campeón, existe un capitán, un gladiador un forjador de la hazaña, un creador, un arengador, compañero hasta traspasar su sed de victoria y hacer del equipo un todo. Sin que sea un menosprecio a todos los que participaron con la celeste en el Mundial del 50, esa persona fue “El negro Jefe”. ¡No miren hacia arriba, la cosa está acá, somos 11 contra 11, y los de afuera son de palos! Lo dijo saliendo el túnel. Con eso y una pelota bajo el brazo en posición de mando nos llevó al triunfo. Los merecimientos son frutos de los valores, la enjundia, la grandeza y el amor por nuestros colores. La Celeste la llevó con hidalguía y con la promesa que esa casaca por siempre llevará su grandeza.

Los triunfos, la gloria, se construyen. Y el Gran Obdulio fue un pilar, dejo su leyenda para que los uruguayos nos regocijemos, nos corra la sangre a ritmo de ferrocarril, nos transpire la piel, el corazón corra rápido su latir, y nos paremos orgulloso de ser uruguayos. ¡Es el votooo que alma pronuuunciaaa y que heroico sabreeeemos cumplir! ¡Sabremos cumplir! Su corazón late hoy en nuestros corazones, nunca más te olvidaremos, mataste el olvido porque fuiste el Mejor. Hoy en tu natalicio te brindamos un eterno homenaje, y que sea por 100 años más. ¡¡¡Arribaaa Uruguaaayyy!!! ¡Gracias Don Obdulio! ¡Serás eterno por siempre, por los siglos de los siglos y renacerás en cada primavera!

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión