Viernes 18 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • ¿Era necesario?

    Choque mortal de un motociclista contra un caballo en la Rambla

    Escrito por: Gustavo Espinosa

    Sábado 23 de junio de 2012 | 10:34

    Hoy, viernes 22 de junio escucho en el informativo de uno de los canales privados de Montevideo la triste noticia de la muerte de un motociclista al cual, lo atropelló un caballo en la Rambla de Montevideo? Si, un caballo en la Rambla.

    Un menor de 15 años iba conduciendo el carro tirado por el equino y cuando este menor fue a revisar un contenedor de basura, el caballo por alguna razón comenzó con una alocada carrera que lo llevó a circular por el centro de la calzada, las ruedas del carro chocaron contra el cordón central y el caballo se cruzó de senda y allí lamentable y lastimosamente embistió a un motociclista que circulaba en dirección contraria, provocándole heridas que más tarde terminaron con su vida. 56 años tenía la víctima.

    Ahora escucharemos todas las voces, las del gobierno municipal diciendo que se violentaron las normas al respecto provocando el desgraciado suceso, las de la oposición criticando hasta el fin del mundo a la incapacidad en la gestión, a los opinólogos rentados y honorarios (léase periodistas y público en general) que con las cartas a la vista harán tratados con sugerencias para solucionar este asunto, pero acá no se trata de buscar soluciones. Las soluciones ya están, solamente hay que cumplirlas. Las leyes y reglamentaciones existen y contemplan todas estas situaciones.

    Los que no funcionan son los cuerpos inspectivos correspondientes.

    No funciona la Policía, no funcionan los Inspectores de Tránsito municipales, no funciona la Policía Caminera, no funciona el Cuerpo de Bomberos, no funciona la Aduana, no funciona ningún cuerpo de inspectores, controladores y/o encargados de velar por el cumplimiento de las reglamentaciones hechas para proteger la vida de los pobladores de este país y para educar mediante la docencia y el ejemplo, o a través de la coerción cuando se constatan irregularidades.
    Cualquier ciudadano constata diariamente más de 8 o 10 infracciones a las normativas vigentes, trátese de lo que se trate, tránsito, bromatológica, seguridad laboral, higiene, contrabando, transporte, ruidos molestos, residuos, evasión de impuestos de cualquier organismo público, etc., etc., etc.

    Aquellos que tienen como tarea el control, miran para el costado, o simplemente cuando constatan la falta, vienen a hacerse su “propina”.

    Tuvo que caer una rama de un árbol y matar a una señora para que la Intendencia comenzara a controlar todos los árboles de Montevideo y hacer podas que ningún memorioso recuerda.
    Ahora un carrito de un hurgador mata a un motociclista, van a salir a controlar y marcar a presión a todos los carritos con caballos y sin caballos.
    Cuando un obrero cae de un andamio, al otro día salen todos los inspectores del MTSS a controlar las obras para que respeten las normas de seguridad.
    Cuando un auto se sale de una ruta y se da contra un árbol, al poco tiempo cortan todos los árboles cercanos a la ruta.
    Cuando una kombi de transporte escolar tiene un accidente y se lastiman los niños, al otro día salen a ordenar la colocación de cinturones en todos los móviles escolares.
    Cuando en una esquina, alguien no respeta un cartel de PARE, al poco tiempo ponen un lomo de burro y después semáforos.
    Cuando se matan muchachos jóvenes haciendo picadas, a los pocos días hacen procedimientos para reprimir a los velocistas.

    Esto realmente es interminable.

    Los cuerpos inspectivos están para la risa, TODOS.

    Habría que demandarlos por omitir los deberes inherentes a su función. Son absolutamente irresponsables.

    Dicen que la Intendencia de Montevideo tiene más de 100 inspectores de tránsito en su plantilla. ¿Para qué? Si realmente se lo propusieran, la siniestralidad bajaría en porcentajes que nos pondrían al tope de la tabla mundial. Bastaría comprar 50 motos de 200 c.c. solamente (no se precisan motos de 650 c.c. que valen USD 10.000) y ponerlas a circular acompañando al tránsito para que comprueben in situ la enormidad de infracciones que cometemos a diario quienes estamos detrás de un volante, o peatones que no respetan nada, o carritos que circulan por lugares prohibidos, o taxistas que hacen paradas en cualquier lado, buses que paran a un metro del cordón.
    ¿Para que gastaron fortunas en señalizar la Av. Millán desde San Martín hasta Av. De las Instrucciones como ?SOLO BUS? cuando nunca la pusieron a funcionar? Es un caos Monte Caseros, Garibaldi, Carlos Ma. Ramírez, Agraciada, Gral. Flores, Belloni, y la lista es casi del tamaño que uno quiera hacerla. ¿Adonde está la materia gris de los Ingenieros de Tránsito? ¿Adonde está la autoridad de la dirección municipal para hacer cumplir con las tareas?

    Todo es un caos, cada cosa que tocás, huele a podrido.

    Lo que más me calienta es que yo soy un frenteamplista convencido de mi voto y no creo que nunca vaya a votar a ningún otro partido, pero me molesta escuchar cuando la gente añora la ?mano dura?, extrañan el autoritarismo de otras épocas, quieren a los ?verdes? patrullando las calles, escuchan hablar a Bordaberry o a Heber y se sienten atraídos por esa prédica repugnante.

    Soy un simple ciudadano pensante y votante de la izquierda de todas las horas. No me hagan perder la ilusión porque nos costó mucho esfuerzo y mucha sangre llegar hasta donde llegamos. Cada vez me está costando más defender la gestión de algunos de los gobernantes y por más que lo niegue, algunos simpatizantes de las otras fuerzas políticas me han llenado la cara de dedos enrostrándome las falencias de esta gestión, ya sea municipal o nacional. Hagan, nunca dejen de hacer.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario