Marihuana

La industria del cannabis está en auge y florece en Uruguay

Uruguay, este pequeño país suramericano, con poco más de 3 millones de habitantes, se adelantó a sus competidores en diciembre del año 2013, cuando se convirtió en el primero en el mundo en regular el mercado del cannabis en todas sus etapas. Desde el cultivo hasta la compra.

image1

Esta medida legal ha traído una gran ola de inversiones para ese país. Los ciudadanos uruguayos o residentes legales mayores de edad pueden hacer uso recreativo del cannabis. Así como también está permitido el cultivo personal y venta de marihuana en farmacias, a través de permisos que son administrados directamente por el gobierno. 

Además, se ha normalizado el uso y exportación de marihuana medicinal a los países donde es legal. Esta iniciativa, junto al estratégico uso de las nuevas tecnologías han dado paso a tiendas online como grow shops en Chile, que estan totalmente especializadas dentro de la industria y donde se pueden encontrar los componentes e implementos necesarios para llevar a cabo un cultivo exitoso de cannabis. Todo por apostar a un mundo más libre y civilizado que comprende los beneficios de los componentes que brinda esta planta. 

Una de las distinciones de Uruguay con el resto de los países latinoamericanos son sus leyes progresistas, las cuales han sido aprobadas en los últimos 15 años por el gobierno izquierdista del Frente Amplio. A partir de allí, el Estado ha asumido todo el control de la producción, comercialización y distribución de esta hierba con el fin de ponerle un freno al narcotráfico y por otro lado, mejorar la salud del pueblo. 

Uruguay asume el liderazgo en el cultivo de Cannabidiol CBD

Uruguay lleva varios pasos en delantera, al ser uno de los pioneros en el cultivo de cannabidiol (CBD), que no es un psicoactivo y es el que se utiliza en los productos médicos. Por lo tanto, inversores de todo el mundo ven esta gestión como una gran oportunidad para establecer cadenas de suministros. 

Mientras tanto, aquí es posible comprar todo lo que se necesita para llevar a cabo un cultivo personal o a una escala superior, según lo determinen las leyes de cada localidad. Uruguay implantó este modelo cuando en Estados Unidos, tan solo dos estados habían legalizado la marihuana con fines de recreación. 

Y es que los impulsores de esta iniciativa, consideran que la guerra contra las drogas ha generado represión lo cual, lejos de solucionar el problema, conlleva a nuevos como el aumento de la violencia, sin que disminuya la producción, el contrabando, narcotráfico y mucho menos, el consumo. 

No obstante y a pesar del impulso, expertos aseguran que sigue habiendo obstáculos importantes que rebasar. El hecho de que países vecinos de Uruguay como Ecuador, El Salvador, Cuba, Panamá y Guatemala aún prohíban el uso recreativo y medicinal de la marihuana, trae como consecuencia que las exportaciones de los productos que contienen cannabis se mantengan sujetos a normativas y reglamentaciones internacionales bastante complejas y que, en el peor de los casos, apenas se están desarrollando para ser implementadas. 

Por otro lado, la competencia en el mercado no se hace esperar, ya que empresas de procedencia canadiense se ven instaladas en territorio uruguayo a través de la construcción de laboratorios que superan inversiones de 10 millones de dólares para producir y exportar medicamentos a partir del cáñamo, que es otra variedad del cannabis que contiene CBD, igualmente sin efectos psicoactivos. 

Esto también se suma a la oportunidad que tiene este país sudamericano de competir en un mercado poco escudriñado en los ámbitos legales y que, de alguna manera los pone en ventaja. A estas alturas ya están ampliando sus exportaciones tradicionales de materias primas, a productos de mayor nivel donde juegan un papel protagónico, la ciencia y la biología. 

Los beneficios del cannabis son innegables

Aunque aún persiste el tabú sobre el tema, cada vez más especialistas en diversas áreas de la medicina y la investigación, se convencen de los innumerables beneficios que aporta el cannabis y sus derivaciones. 

En este sentido, el aceite que contiene tetrahidrocannabinol (THC) -que es el principal ingrediente activo del cannabis- y CBD, podrán ser extraídos para fabricar píldoras, ungüentos, cremas y otro tipo de productos que servirán de tratamiento para casos de dolores crónicos, epilepsia y demás patologías, gracias a la instalación de industrias y laboratorios en la zona. 

En definitiva, dicho por expertos y proyectistas de la industria del cannabis, Uruguay tiene actualmente un dinamismo que es sumamente difícil de encontrar en otros sectores.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje