*

Miercoles 23 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Hace 193 años nuestro corresponsal estaba en....

    La quinta de La Paraguaya, cuando Artigas fue nombrado Jefe de los Orientales

    Domingo 10 de octubre de 2004 | 12:04

    10 de octubre de 1811

    Cientos de vecinos de esta Banda Oriental se dieron cita hoy convocados por los jefes revolucionarios José Rondeau y José Artigas con el objeto de evaluar y tomar decisión sobre el acuerdo alcanzado entre la Junta de Buenos Aires y el gobernador Elío, por el cual se levanta el sitio que las fuerzas revolucionarias han impuesto a la Plaza de Montevideo desde mayo pasado.

    Según pudo saber nuestro corresponsal, los orientales no están de acuerdo con este armisticio o tregua y están dispuestos a continuar hostigando esta plaza, último reducto del poder español en estas latitudes.

    Hoy es la segunda vez que los pobladores de esta banda se reúnen en asamblea popular para decidir su destino. Como se recordará, el mes pasado tuvo lugar otra reunión de características similares en la panadería de Vidal, donde había quedado claramente establecida su disconformidad con la actitud de la Junta bonaerense. Los vecinos manifestaron su acuerdo en levantar el sitio pero sólo con el objeto de tomar una posición militar más ventajosa.

    El caudillo oriental José Artigas se vio obligado a conciliar su opinión política con la debida subordinación al gobierno revolucionario de Buenos Aires. Por tanto, aceptó el levantamiento del sitio pero al mismo tiempo declaró su disposición a obrar de acuerdo con lo resuelto por sus conciudadanos.

    Estos procedieron a declarar a Artigas su general en jefe y expresaron su propósito de no dejar la guerra contra el imperio español en esta banda “hasta extinguir de ella a sus opresores o morir dando con su sangre el mayor triunfo a la libertad”, según reza textualmente el documento redactado y aprobado por los asambleístas.

    De esta forma queda roto el vínculo con la autoridad de Buenos Aires, al tiempo que los orientales reafirman su voluntad de celebrar el “acto solemne, sacrosanto siempre de una constitución social, erigiéndonos una cabeza en la persona de nuestro dignísimo conciudadano Don José Artigas para el orden militar de que necesitábamos”.

    Terminada la asamblea, nuestro corresponsal recabó la opinión de algunos participantes quienes le manifestaron su decisión de no abandonar a su jefe. Incluso si –como se rumorea– el Triunvirato bonaerense lo designa gobernador en Yapeyú, la mayoría del pueblo oriental parece dispuesto a acompañarlo.

    Si tal ocurriera, estaríamos ante un verdadero éxodo. *

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    ADEMÁS EN LARED21

      Publicá tu comentario