*

Jueves 24 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • URUGUAY PROFUNDO. RIQUEZA MINERAL PROMETE REVERTIR REZAGO HISTORICO

    Aratirí: hay 360: de ton de reservas de hierro de calidad

    La inversión más grande de la historia del país supondrá para la región del Uruguay profundo una mutación comparable a la experimentada con Hernandarias primero y el alambramiento de los campos después.

    Escrito por: Andrés Pampillón

    Sábado 28 de mayo de 2011 | 03:00

    La empresa minera que lleva adelante el Proyecto Minero Valentines de extracción de hierro en el área de confluencia de los departamentos de Florida, Durazno y Treinta y Tres, con epicentro en la localidad de Cerro de Chato, realizó una presentación a la prensa sobre su emprendimiento.

    Las pruebas realizadas desde 2008 a la fecha han confirmado la existencia de importantes reservas de mineral de hierro (magnetita) de excelente calidad, la que luego del proceso aparece como un fino polvillo negro. Este mineral de gran calidad, existe en nuestro suelo en una concentración del 30%. En el proceso industrial de beneficiamiento se eleva su concentración al 70%, que es lo requerido en el mundo con alto valor agregado.

    La empresa culminó los estudios de prefactibilidad el año pasado. Y ha comenzado los de factibilidad, que indican que se va por el buen camino. Mientras se tramitan las habilitaciones correspondientes. El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) ya está a estudio de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama). El organismo ya ha hecho recomendaciones y pedido más informes. Este es un trabajo de ida y vuelta, de varios meses, indicó el ingeniero Santiago Sotuyo, responsable técnico del emprendimiento que, junto al ingeniero Ciro Croce, responsable del área de Medio Ambiente, indicaron que hasta que la Dinama no esté plenamente satisfecha y otorgue la habilitación ambiental previa, no se empezará nada. De transcurrir normalmente, las operaciones mineras comenzarían a inicios de 2013. Pero esto requiere la autorización ambiental de operación. Esta autorización se actualiza cada 3 años durante toda la vida del proyecto. Paralelamente se trabaja en los impactos sociales del proyecto, área a cargo de la licenciada Helga Chulepin.

     

    Impactos y mitigación

    Como se sabe, el tamaño, volumen y naturaleza del proyecto ha levantado resistencias en varias organizaciones preocupadas por el medio ambiente. En este sentido, los responsables de Aratirí, si bien reconocen que el emprendimiento tendrá sus impactos, fundamentalmente sobre la fisonomía del paisaje al modificar el relieve cuando se extraiga la roca de los cerros que guardan el mineral, y por el polvo derivado de las explosiones, no obstante ello, consideran que su proyecto se inscribe dentro de la “minería responsable”. Entendida ésta como aquella que aplica métodos operativos que buscan mitigar los impactos que todo emprendimiento industrial supone.

    Sobre este controversial aspecto, los técnicos indicaron que toda actividad humana genera impactos sobre el ambiente, que la cuestión radica en cómo y no en qué actividad se realiza.

    A modo de ejemplo citaron el hecho de que en sus estudios del suelo en la zona, se detectaron altos niveles de fósforo, producto de la utilización de fertilizantes y agrotóxicos en las otras actividades agropecuarias.

    Agregaron además, que el método de extracción y concentración del hierro, para alcanzar los entándares mundiales requeridos, prescinde totalmente de productos químicos. La roca extraída es molida mecánicamente. Y el mineral es separado de los demás elementos simplemente por magnetismo.

     

    La inversión y sus efectos

    Dentro de los argumentos a favor del emprendimiento esgrimidos por sus responsables, destacaron el elevado monto de inversión, unos US$ 2.800 millones, de los que ya se ejecutaron 100. Una vez en funcionamiento supondrá que el PBI del país se incremente 1,5% hasta el 2033. Mencionaron que ya están trabajando 400 personas. Durante la construcción de las instalaciones se emplearán hasta 4.000. Una vez en funcionamiento, insumirá 1.500 puestos de trabajo directos y 15 mil indirectos, con salarios que triplican los que pagan las otras actividades rurales. A su vez proyectan la construcción de unas 1.000 viviendas permanentes. Destacando que el proyecto va en línea con las necesidades del país de diversificar su matriz productiva. La minería, indicaron, puede ser el puntapié para el desarrollo de nuevas cadenas industriales, creando a su vez nuevas capacidades y conocimientos. Tanto a nivel local, como nacional.

     

    Área de influencia

    El área físicamente afectada para el emprendimiento es de 6.210 hectáreas, involucrando 148 padrones y 76 propietarios.

    Involucra los departamentos de Florida, Durazno, Treinta y Tres, Lavalleja y Rocha. Estos dos últimos directamente vinculados a la construcción del mineroducto que conducirá el hierro hasta la Terminal en la costa de Rocha, en la zona de la Angostura (La Esmeralda). A su vez, en cuanto a la demanda de trabajadores, proveedores e insumos, la influencia seguramente se extienda a todo el país.

    Los responsables de Aratirí recordaron que Cerro Chato tiene una población aproximada de 3.500 personas y Valentines de unas 350 y si bien se busca en primer lugar atender las necesidades laborales de la zona, por lo que la demanda de mano de obra y servicios trascenderá largamente las capacidades locales, y será un dinamizador de la actividad a nivel nacional.

     

    El proceso industrial

    Se realiza la extracción de la roca, se la procesa (trituración) para extraer el mineral de hierro (la magnetita), se la transporta suspendido en agua a través del mineroducto hasta la Terminal en Rocha. Allí se extrae el mineral hierro del agua que la transporta y se almacena en una especie de silo. Luego, a través de una cinta transportadora, que ingresa sobre pilotes de 6 metros de altura 2,5 km más adentro, es cargada en buques de gran calado, de unos 18 metros. De allí a China y otros grandes mercados.

     

    El mineroducto

    El sistema para transportar el mineral de la zona de extracción hasta su embarque se realiza a través de un mineroducto. Un circuito cerrado de cañerías que consta de un caño de 62 cm de diámetro, que traslada el mineral suspendido en agua hasta la Terminal. Una vez separado el mineral, el agua retorna al punto de inicio del proceso, por otro caño de las mismas dimensiones. Ambos se instalarán 1 metro bajo tierra, con una separación entre ello no mayor al metro y medio. En esa franja, que afecta 222 padrones, los propietarios recibirán un pago a cargo de la empresa, por derecho de servidumbre. La actividad agropecuaria podrá seguir normalmente, con la sola prohibición de forestar o construir en la franja de terreno. El mineroducto constará con una fibra óptica que permitiría su monitoreo a lo largo de toda su extensión. El sistema permite un máximo aprovechamiento del agua. En el proceso se pierde un mínimo porcentaje que queda en el mineral, ya que es embarcado con cierta humedad, reduciendo el gasto energético derivado del secado.

     

    Cronograma

    Se ha terminado el estudio de prefactibilidad y ha comenzado el de factibilidad. En 2012 comienza el proyecto ejecutivo y la construcción de las infraestructuras básicas.

    Las operaciones de extracción y concentración de hierro propiamente dichas y la extracción de hierro en el inicio del 2013.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario