Viernes 18 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • La mayoría de los países tienen alicuotas bajas para alimentos y en alguno los lácteos no están gravados

    Uruguay lidera en América Latina por la tasa de IVA más alto

    Uruguay tiene uno de los IVA más caros del mundo, es el más alto en América Latina y en el planeta Tierra solamente es superado por Suecia y Dinamarca con el 25%. La mayoría de los países del mundo cobran una tasa muy reducida a los alimentos; acá el gobierno se niega a reducir el gravamen a la canasta básica.

    Martes 14 de septiembre de 2004 | 09:22

    Uruguay no ha andado con chiquitas a la hora de manejar el IVA como impuesto recaudador, no hay quien le gane en toda América y en el mundo sólo dos países nórdicos, Suecia y Dinamarca, cobran el 25%.

    Ahora uno entiende por qué este impuesto ha sido el niño mimado de todas las administraciones.

    En 2003 la DGI recaudó $26.862.457.332, lo que significó el 52% del total de lo recaudado, pero si analizamos desde el año 1997 su participación ha sido mayor ya que en ese año alcanzó al 53,5%, en 1998 fue el 53,4%, al año siguiente, 54,7%, en 2000 bajó a 53,2%, en 2001 continuó descendiendo y llegó al 52,4% y en 2002 al 50,6%, finalmente en 2003 fue de 52%. La recaudación del IVA, durante este período ha significado en todos los casos más del 8% del PIB del país.

    Sólo los países nórdicos nos superan ya que Suecia y Dinamarca gravan con el 25% y Finlandia con el 22%.

    En el Mercosur, nos sigue Argentina con 21% , Brasil con 18% y Paraguay con 10%.

    El IVA siempre fue considerado un impuesto caro y en todos los períodos electorales pulularon las promesas de rebaja del mismo, hasta ahora no concretada. En el actual proceso, también existen promesas, tal vez le haya llegado la hora.

    Pero no solamente esta alícuota que se paga en Uruguay significa ya en sí un hecho grave, sino que si se tiene en cuenta otros elementos, la situación empeora ya que en la mayoría de los países del mundo los alimentos cuentan con una alícuota diferencial.

    En ese sentido Argentina estaba en una situación muy similar a la de Uruguay ya que tenía un IVA caro y escasa tasa diferencial para los alimentos, pero con la reciente rebaja que llevó una cantidad importante de alimentos de canasta básica a un IVA de 10%, queda nuestro país muy solitario.

    A modo de ejemplo, Francia, con un IVA de 19,6%, grava a los alimentos solamente con un 5,5%, Alemania, con 16% de IVA, carga a los alimentos con 7%.

    Pero también hay otras particularidades que diferencian al resto del mundo del sistema tributario uruguayo que parece que en este rubro no ha mostrado ningún interés en globalizarse y en seguir las reglas generales como se fundamenta para tanta cosa que se implementa.

    Se trata del caso particular de los productos lácteos, ya que en casi todos los países están gravados con una tasa menor, por ejemplo en España es de 5% pero existen otros países, tal es el caso de México, donde están directamente exentos de toda tributación.

    En nuestro país el Senado acaba de aprobar un proyecto de ley por el que se rebaja el IVA a una serie de productos de la canasta familiar. La propuesta es de unificar la alícuota en 14%, pero estamos tan lejos del resto del mundo en el tema impositivo que esta iniciativa debe superar la oposición del gobierno para poder ser aprobada.

    Es más, quedan dos sesiones ordinarias de la Cámara de Representantes y una extraordinaria. Hoy no figura en el orden del día, de manera que ese tratamiento puede darse o mañana o en la sesión extraordinaria.

    Los productos que se incluyen en la rebaja del IVA son el pan blanco, galleta de campaña, pescado, carne, aceites, arroz, harina, pasta fideos, azúcar, sal, yerba, café, té, jabón común, grasa comestible y transporte de leche. *

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario