CANNABIS MÉDICA

Marihuana medicinal en Uruguay avanza: Se esperan US$80 millones de inversión

Mientras el gobierno estudia dar licencia de operación a unas quince empresas para que investiguen sobre el cannabis medicinal en el país, ya algunas están en funcionamiento, y el horizonte parece prometedor.

Foto: Flickr /  Gonzalo G. Useta (archivo)
Foto: Flickr /
Gonzalo G. Useta (archivo)

Fotmer Corporation es la primera empresa en el Uruguay con licencia para producir marihuana de uso medicinal con más del 1% de tetrahidrocannabinol (THC), el componente psicoactivo más importante de la planta de cannabis. Pero detrás de esta vienen al menos quince empresas que ya miran con ganas el mercado uruguayo y quieren investigar y explotar esta controvertida planta.

En una sala con todas las condiciones controladas, la empresa desarrolla una serie de plantines que son clonados de 10 plantas originales que obtuvieron de un club canábico con amplia experiencia en el cultivo de la marihuana.

Fotmer tiene autorización de tener hasta 35.000 plantas en floración y  a producir hasta 10 toneladas de flores secas por año. La flor -o cogollo- es la planta que contiene el THC y el cannabidiol (CBD), además de otros cientos de componentes activos.

Dentro del laboratorio, los factores ambientales son estrictamente controlados; las plantas son abonadas con una solución de sales minerales específicamente desarrollada para el cannabis, además de que no están plantadas en tierra sino en una base de fibra de coco y perlita, un vidrio volcánico amorfo que tiene un contenido de agua relativamente alto.

Negocio en crecimiento

La quincena de empresas que quieren invertir en el mercado del cannabis medicinal en Uruguay traen una montaña de dinero: de acuerdo a datos del Instituto de Regulación y Control del Cannabis del Uruguay (IRCCA), en caso de que todas las interesadas entren al juego podrían volcar en la economía cerca de US$80 millones, sumando todas las inversiones potenciales.

“La dimensión de los primeros pasos que están tomando los proyectos que se van presentando muestra que es muy auspicioso. Globalmente considerados, esos proyectos que están en evaluación están planteando unos 80 millones de dólares, entre todos”, explicó Martín Rodríguez, director ejecutivo del IRCCA, en una entrevista con la televisora estatal alemana DW. “Para el primer paso de una actividad de estas características no es menor, y para una economía como la uruguaya tampoco”, agregó.

Según él, ahora hay condiciones adecuadas para que estas actividades empiecen a funcionar de forma óptima. “Se puede decir que la primera etapa de la implementación de nuestra política estuvo enfocado en el componente del cannabis de uso adulto (recreacional, no médico) y que una vez que eso se resolvió empezó a acelerarse el proceso de definiciones institucionales y formales para que estos proyectos fructifiquen”, anadió Rodríguez.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje