HAMBRE CERO    

Agencias de ONU unen esfuerzos para erradicar el hambre y la malnutrición en América Latina y el Caribe

Las divisiones y oficinas regionales para América Latina y el Caribe, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) anunciaron una nueva alianza para apoyar a los países de América Latina y el Caribe a “erradicar el hambre, la malnutrición y la pobreza, impulsar el desarrollo rural y avanzar hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”.

malnutricionDe este modo, las agencias fortalecerán su compromiso para avanzar hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con un foco inicial en Haití, Guatemala y Colombia. Reforzarán la coordinación “inter-agencial” a través de iniciativas y proyectos conjuntos que redunden en el incremento del impacto de sus intervenciones en la región.

La alianza responde al “momento crítico que está atravesando América Latina y el Caribe”.

De acuerdo al último informe publicado por la FAO y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), “el hambre ha incrementado en la región por primera vez en más de dos décadas”.

También se ha indicado que “el rezago de las áreas rurales de la región es alarmante: la pobreza rural es 20% mayor que la urbana, mientras que la pobreza extrema es 22% mayor que su contraparte urbana”.

Por otra parte, las sociedades rurales enfrentan los efectos del cambio climático, que se expresan, entre otras formas, “en la intensidad y frecuencia de desastres naturales como los huracanes que azotaron al Caribe, con enormes costos sociales y económicos”.

El acuerdo permitirá que las tres agencias respondan de forma “más eficiente y eficaz” a las demandas de sus países miembros, uniendo sus recursos y capacidades.

La FAO, FIDA y PMA podrán “aprovechar múltiples sinergias, complementando sus análisis técnicos, la movilización de recursos, el diálogo con el sector público y privado y la asistencia técnica a los países”.

Alerta máxima

El representante regional de la FAO, Julio Berdegué, expresó que existen “señales de alerta máxima”.

“Ellas indican que debemos hacer más y que requerimos tener mayores impactos. Ahora es el momento de sumar todos los esfuerzos y unir a todos bajo una sola bandera”, expresó.

Por su parte, el director regional del PMA, Miguel Barreto, dijo que “América Latina y el Caribe pueden convertirse en la primera región en alcanzar el objetivo ‘Hambre Cero’ antes de 2030”.

“El reto es enorme, pero con el conocimiento y los recursos disponibles en nuestros países, podemos lograrlo”, sentenció.

Mientras que Joaquín Lozano, director de la División de América Latina y el Caribe del FIDA, manifestó que “el éxito en la lucha contra el hambre, la pobreza y las desigualdades, implica promover el desarrollo de los pequeños productores de nuestra región y de sectores como los indígenas y la mujer rural que han estado tradicionalmente excluidos”.

“El cumplimiento de los objetivos de la Agenda 2030 nos obliga a ser más eficaces y eficientes que nunca en nuestros procesos e intervenciones. En este esfuerzo, es crucial que sigamos trabajando para lograr una mayor vinculación, coordinación y sinergias en las estrategias y programas de nuestras tres agencias en la región”, remarcó.

Ahorro de recursos

La alianza buscará mejorar la eficacia en el trabajo de las tres agencias, dando una respuesta de mayor calidad a los países y ahorrando recursos escasos que hoy se aplican en gastos duplicados.

En principio el trabajo de las tres agencias “pondrá un fuerte énfasis en apoyar a Haití, país que sufre la mayor tasa regional de hambre y de pobreza, así como múltiples desafíos ambientales para avanzar hacia los ODS”.

También apoyarán “el valioso trabajo que lleva a cabo Colombia, que ha puesto el desarrollo rural, la distribución de tierra y el desarrollo territorial y agrícola en el centro del Acuerdo de Paz entre el gobierno y las FARC”.

Un tercer país prioritario para la acción conjunta de la FAO, FIDA y el PMA será Guatemala, donde cerca del 46% de los menores de cinco años aún sufren desnutrición crónica, lo que resulta en una serie de problemas de desarrollo, incluido el retraso en el crecimiento.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje