JUBILACIÓN

Ahorro para el retiro: ¿cómo funcionan las jubilaciones por BPS y las AFAP?

En Uruguay existe un sistema provisional mixto para la jubilación, lo que quiere decir que mezcla el régimen solidario del Banco de Previsión Social (BPS) con el ahorro individual administrado por la AFAP. Sin embargo, algunos trabajadores optaron por jubilarse únicamente por BPS.

anciano

La jubilación es “una prestación contributiva en dinero que se otorga en carácter de retiro de la actividad remunerada”, según el BPS. En otras palabras, es un monto determinado de dinero que se les brinda a las personas cuando cesan de trabajar.

Siempre que se reúnan los requisitos de edad (60 años cumplidos) y servicios aportados (mínimo 30 años de servicio), todos los trabajadores tienen derecho a la jubilación.

Aquellas personas que se hayan jubilado antes de julio de 2009 perciben una jubilación basada en el 50% de su sueldo básico, y las que lo hayan hecho o lo hagan después perciben una basada en el 45%. A la hora de definir el monto también se tienen en cuenta la cantidad de años de actividad y, en el caso de las mujeres, el número de hijos.

Hay dos normas que regulan las prestaciones de seguridad social: el régimen mixto y el régimen de transición. Este último se aplica a todas las personas que tuviesen 40 o más años de edad al 1° de abril de 1996.

Régimen mixto

El sistema provisional es mixto porque compone dos tramos: el régimen solidario del BPS (que es obligatorio para todos los trabajadores) y el de ahorro individual de las AFAP (que es obligatorio para algunos, según su edad y salario).

Este sistema se aplica a todas las personas que tuviesen menos de 40 años de edad el 1° de abril de 1996 y a quienes tuviesen más pero hayan optado voluntariamente por pertenecer a él. De todas formas, desde el 1° de febrero de 2014 esta opción es revocable. También se aplica a las personas que, sin importar la edad, hayan ingresado o ingresen al mercado laboral luego del 1° de abril de 1996.

Los trabajadores, estén en el régimen que estén, siempre aportan el 15% de su sueldo nominal a la seguridad social. Las AFAP se encargan de administrar la cuenta de los trabajadores, invirtiendo el dinero aportado y agregando la ganancia obtenida.

El principal beneficio del sistema provisional mixto es la complementariedad, pues las prestaciones que brinda la AFAP complementan las recibidas por el BPS. Además, la jubilación por AFAP no tiene topes: el afiliado cobra en relación a lo que haya ahorrado.

Por otro lado, aquellos que no cuentan con 30 años de trabajo para jubilarse lo pueden hacer a los 65 años de edad siempre que estén afiliados a la AFAP. Además, la cuenta es heredable, por lo que el dinero aportado no se pierde en caso de que el afiliado fallezca antes de jubilarse, sino que se le da a su familia o herederos.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje