La crisis sigue en Ecuador

Guayaquil, la ciudad más poblada de Ecuador, siguió ayer paralizada por una huelga de transportistas, mientras, en Quito, las organizaciones indígenas intentaban iniciar un levantamiento popular. Asimismo, el Congreso ecuatoriano comenzó el análisis de un juicio penal contra el directorio del Banco Central.

Esta madrugada fueron detenidos sorpresivamente cuatro de los más importantes dirigentes de los transportistas, quienes mantienen sitiado el puerto principal del Ecuador desde el lunes, según informa la agencia ANSA.

Ricardo Onofre, uno de los detenidos, dijo a la prensa que ellos conocían la amenaza, pero advirtió que “seguiremos en la lucha hasta que el gobierno renegocie las deudas” y las convierta en sucres, cotizados a 8.000 por dólar, agregó.

La información la confirmó el Ministerio de Gobierno, el cual aseguró que la detención está amparada en la vigencia del estado de emergencia nacional, a causa de una conmoción interna que permite a las Fuerzas Armadas el control del orden público.

El presidente Jamil Mahuad anunció el domingo la dolarización de la economía, mediante la cual el precio del dólar se fijó en 25.000 sucres para la venta y todo cálculo contable. Mientras tanto, el presidente defendió el nuevo esquema monetario durante el saludo protocolar de ministros y cuerpo diplomático acreditado en el país.

Según Mahuad “ya las tasas de interés cayeron sustancialmente, la divisa se estabilizó y el ambiente en el Ecuador se tranquiliza”. Sin embargo, el mandatario advirtió que garantizará el orden en el país “con mano recta y firme”.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje