CATÁSTROFE

Los incendios de Australia destruyeron el 21% de sus bosques

Una quinta parte de los bosques australianos quedaron totalmente destruidos después de la crisis de incendios de los últimos meses. Más de mil millones de animales perdieron la vida.

Humo de los incendios en la costa oeste de Australia tomada el 4 de enero de 2020. / Foto: Nasa
Humo de los incendios en la costa oeste de Australia tomada el 4 de enero de 2020. / Foto: Nasa

Los incendios forestales de Australia destruyeron más de una quinta parte de los bosques del país, haciendo que los incendios no tengan precedentes a nivel mundial.

Luego de una sequía de muchos años vinculada al cambio climático, la Australia tal y como la conocemos ya no existe más.

Los científicos del clima están examinando actualmente los datos del desastre, que destruyó franjas del sudeste de Australia, para determinar en qué medida pueden atribuirse al aumento de las temperaturas globales.

En una edición especial de la revista Nature Climate Change, los investigadores australianos examinaron varios temas al respecto de estos mortales fuego, entre ellos las causas, los alcances y las consecuencias a corto y largo plazo.

El estudio mostró que entre septiembre de 2019 y enero de 2020 se quemaron alrededor de 5.8 millones de hectáreas de bosques en Nueva Gales del Sur y Victoria.

Esto representa aproximadamente el 21% del área boscosa de la nación, lo que hace que esta temporada de incendios sea proporcionalmente la más devastadora de la historia.

“A mediados de la primavera de 2019 nos dimos cuenta de que una gran parte del bosque del este de Australia podría quemarse en esta temporada”, dijo a AFP Matthias Boer, científico del Instituto Hawkesbury para el Medio Ambiente de la Universidad Western Sydney en Penrith.

Los datos del estudio liderado por Boer subestimaron lo que al final terminó siendo un desastre de proporciones globales, ya que el estado insular de Tasmania no estaba incluido en los datos originales, y allí también ardieron terrenos boscosos.

La pérdida de áreas forestales anuales es del 2% en Australia, pero al cierre del 2020 el número aumentará drásticamente.

Sequías y temperaturas oceánicas

Otro estudio, publicado este lunes, analizó las condiciones que propiciaron el aumento en la voracidad de los incendios en Australia. Una de las principales causas fue la sequía de más de un año en la cuenca Murray-Darling de Australia.

Las sequías provocan más materiales combustibles para los incendios forestales y dificultan la recuperación de los bosques después de cada incendio.

Desde 2017, gran parte de Australia ha experimentado una sequía generalizada, algo que el estudio atribuyó a una relativa falta de eventos relacionado con el Dípolo del Océano Índico, un evento climático semejante al fenómeno de “El Niño”, debido a que se registraron temperaturas de la superficie del mar más cálidas de lo normal en el este del Océano Índico, con aguas más frías en el oeste.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje