VIOLENCIA ANIMAL

Bullfight: El documental que evidencia la brutalidad de las corridas de toros

Para países como España, Francia, Colombia o México, las corridas de toros son una tradición intocable. Para el resto del mundo son brutalidad animal. El documental "Bullfight" filmó en 4K una corrida de toros con toda su violencia a pleno.

“Se abre el portón, comienza la fiesta. Vas a ver una corrida de toros, como esas que ponen en Canal + toros durante 24 horas al día. Pero hay algo diferente esta vez, y es que todos esos elementos que caracterizan tu evento favorito están ahora en un segundo plano”.

No se escucharán olés, vítores ni aplausos. La música está apenas en el fondo. Todos esos sonidos son ahogados por los clamores y las súplicas de un animal agonizante que, sobre todo, es el foco de las cámaras.

“Esperas unos segundos intentando averiguar qué le pasa al audio y, mientras, escuchas a un veterinario detallar cuán profundo ha sido ese puyazo y explicándote por qué el morlaco está vomitando sangre. Y los coágulos de sangre, del tamaño de ese bocadillo que te estás comiendo, sin que el realizador parezca inmutarse”.

No hay efectos especiales, no hay audio colocado en estudios de grabación, no hay retoques. Todo es real, grabado en el momento de la corrida.

Así explica en su web el documental “Bullfight”, estrenado en Europa en 2018 y que ha causado el enojo de los amantes de la tauromaquia.

España, Francia, Colombia y México aún conservan las corridas de toros como una “tradición” en la cual un torero ataviado con elegantes ropas asesina con espada y decenas de artilugios punzocortantes a un indefenso toro que, confundido y asustado, termina muriendo desangrado en el centro del un redondel ante el aplauso y los elogios al torero por parte de la audiencia.

Crueldad animal, pura y dura

En cuanto a las corridas de toros, no hay medias tintas: o las alabas como una “hermosa tradición” o las condenas como violencia contra los derechos de los animales.

“Seamos sinceros: todo el mundo ha oído hablar alguna vez de las corridas de toros. Dentro y fuera de España, todo el mundo las conoce, aunque solo a unos pocos les gustan. Pero, a la hora de explicar cómo son, ¿cuál es la mejor manera de hacerlo? Dicen que una imagen vale más que mil palabras, pero ¿vale cualquier imagen?”, dice Iago Prada, director del documental que se ha ganado el enojo de los fanáticos taurinos y el aplauso de los animalista.

La tauromaquia se sigue practicando en 11 países, entre ellos Estados Unidos, México, Nicaragua, Costa Rica, Venezuela, Colombia, Perú, Portugal, España y Francia y hasta en lugares poco imaginados como Jujuy, en Argentina.

Sumando los datos de todos esos países, entre 1999 y 2017 se han celebrado 44.605 corridas, y se han asesinado 253.710 toros.

En 2017 fallecieron en los ruedos 2 toreros, los primeros desde 1985.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje