ACCIÓN

Marcas internacionales dejarán de comprar cuero a Brasil como protesta a Bolsonaro

Las empresas privadas se suman a la presión internacional contra el gobierno brasileño, el cual ha propiciado los incendios en la Amazonia con políticas dañinas al medio ambiente.

Foto: Flickr / DeclanTM
Foto: Flickr / DeclanTM

La economía brasileña, que ya de por sí está en crisis hace varios años, está empezando a sufrir las consecuencias de las políticas ambientales y exteriores del gobierno de Jair Bolsonaro.

La casa matriz VF Corp, dueña de las marcas Vans, Timberland y The North Face, anunció que dejarán de comprar cuero a Brasil como una protesta al daño ambiental que está sucediendo en el país en la era Bolsonaro.

Según un comunicado emitido por la compañía, la compra de esa materia prima a Brasil se reanudará “cuando tengamos la confianza y certeza de que los materiales usados en nuestros productos no contribuyen con el deterioro ambiental del país”.

“Como resultado de una diligencia detallada, ya no podemos asegurarnos satisfactoriamente de que nuestro volumen de cuero comprado a proveedores brasileños cumple con este compromiso (de abastecimiento responsable)”, continúa VF.

Bolsonaro: “Europa no tiene nada que enseñarnos sobre preservación del ambiente”

El mandatario ultraderechista acusó a Alemania y Francia de intentar "comprar" la…

Impacto directo

La decisión fue una de las primeras señales del impacto económico tangible y concreto del controversial manejo de Bolsonaro sobre los incendios en la Amazonia.

El mandatario asegura que la situación está “bajo control”, pero entre el miércoles y el jueves pasados se reportaron más de 2.300 nuevos puntos de fuego.

Desde enero de este año se han degistrado 87.257 fuegos, 51.8% de ellos en la selva Amazónica, según datos del Instituto Nacional de Investigación Espaciales (INPE).

La carne, el cuero y la Amazonia

Una investigación difundida por medios locales brasileños en junio mostró que la gigante brasileña de la carne JBS S.A., que es a su vez la más grande productora de cuero del mundo, ha estado comprando ganado a ganaderos que operan en tierras que, por ley, no pueden ser usadas para pastoreo porque pertenecen a la selva Amazónica.

Sin bien JBS negó las acusaciones sí aceptó que les es “difícil” rastrear el origen de parte del ganado.

Consultado por la agencia EFE, el Centro de Industrias de Curtidos (CICB) dijo que no ha sido notificado por parte de VF de la suspensión de compras al tiempo que aseguró que trabajan “con las mejores prácticas ambientales actuando sobre una rigurosa legislación”.

 

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje