ALETEO

Canadá se convierte en la primera nación del G20 en prohibir el comercio de aletas de tiburón

El país norteamericano prohibió la importación y exportación de aletas de tiburón e instauró directivas para reconstituir poblaciones de peces sobreexplotadas.

Foto cortesía de ocean.si.edu
Foto cortesía de ocean.si.edu

Canadá es el primer país del G20 en prohibir la importación y exportación de aletas de tiburón gracias a una nueva ley promulgada por el gobierno, la llamada “Nueva Ley de Pesca”, que además contiene acciones reparatorias para las poblaciones de peces agotadas por la explotación industrial.

Esta deicisón podría cambiar radicalmente el comercio mundial de aletas de tiburón, ya que Canadá era anteriormente el mayor importador de aletas de tiburón fuera de Asia.

Solo el año pasado, se importaron más de 148.000 kilogramos de aletas de tiburón a Canadá, con un valor aproximado de US$2.4 millones, según Statistics Canada. Las aletas de tiburón se usan más comúnmente para una sopa de lujo, que a menudo se ve como un manjar en las culturas asiáticas.

Según un informe de 2018 del gobierno canadiense, solo el 35% de las principales poblaciones de peces en el país estaban saludables el año anterior, y solamente el 14% de las poblaciones de peces estaban en zonas consideradas “seguras” o “prudentes”, y un 10% se encontraban en condiciones críticas.

Puede que estos números no parezcan terribles, pero este es el número más bajo de poblaciones de peces saludables que el país ha visto desde 2011.

Victoria para los tiburones

El senador Michael MacDonald, uno de los principales defensores de la reciente ley, dijo que “esto es solo un paso adelante; no es el final, pero es importante y envía una señal al mundo de que esta práctica es incorrecta, debe detenerse y Canadá ya no participará en la comercialización de estas aletas”.

Por su parte, los ambientalistas y defensores de los derechos de los animales prefieren ser cautelosamente optimistas. Josh Laughren, director ejecutivo de Oceana Canada, una organización de conservación, dijo a Reuters que el éxito o el fracaso de esta medida se reducirá a la efectividad de su aplicación. “Como todas las leyes, la forma en que se implementan es importante, pero no hay duda de que esto tiene el potencial de ser transformador para la forma en que manejamos los océanos de Canadá “, dijo.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje