NO SOLO ACÁ

Cobro de bolsas plásticas en supermercados de Reino Unido redujo su uso en 90%

Cobrar por las bolsas plásticas es la única forma en que los comercios y países han logrado incentivar el uso de estos productos que son de los plásticos más contaminantes.

Bolsas reutilizables de compras. Foto: Amber Strocel / Flickr
Bolsas reutilizables de compras. Foto: Amber Strocel / Flickr

Desde que introdujo una tarifa de cinco peniques por las bolsas de plástico en 2015, las ventas de bolsas de plástico en los siete minoristas más grandes del Reino Unido han caído un 90%.

“Nadie quiere ver el impacto devastador que los desechos plásticos están teniendo en nuestra preciosa vida silvestre”, dijo la secretaria de Medio Ambiente del Reino Unido, Theresa Villiers, tras publicar el informe el pasado miércoles. “Las cifras de hoy son una demostración poderosa de que colectivamente estamos dejando de ser una sociedad de lo desechable”.

Los datos provienen de Asda, Marks y Spencer, Morrisons, Sainsbury’s, The Co-operative Group, Tesco y Waitrose. Juntas, las siete cadenas de supermercados más grandes del Reino Unido. Sus tiendas vendieron aproximadamente la mitad de las bolsas durante 2018-2019 que en el periodo anterior. Esto representa una caída de mil millones a 549 millones, según BBC News.

En todas las principales tiendas inglesas, las ventas de bolsos cayeron un 37% entre este año y el pasado, informó The Guardian.

gran reducción

Los consumidores ingleses ahora solamente usan unas 10 bolsas por año en promedio, muy lejos de las 140 que usaban en 2014, el año anterior a la introducción del cobro.

La ley de 2015 requirió que las tiendas con 250 o más empleados cobren a los clientes el equivalente a alrededor de 6 centavos de dólar por bolsa de plástico. Para las tiendas de menos de 250 empleados el cobro es opcional.

Tasas similares existen en Escocia, Irlanda del Norte y Gales pero la diferencia es que se cobran indiferentemente de su tamaño.

Las tarifas a las bolsas tienden a ser mejores que las prohibiciones totales, explica Rebecca taylor, economista de la Universidad de Sidney, Australia, a NPR. Eso se debe a que las prohibiciones obligan a las personas que reutilizan bolsas de plástico para la basura a comprar bolsas más gruesas, más grandes y, por ende, más contaminantes.

La tarifa de la bolsa es solo una de varias acciones tomadas por el gobierno del Reino Unido en los últimos años para reducir la contaminación plástica. La prohibición de los productos que utilizan microperlas entró en vigor en 2018 y otra que prohíbe los sorbitos y los agitadores entrará en vigor en 2020.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje