MÁS VEGETALES

Consumo de carne en el Uruguay y el mundo baja por cambio en los hábitos de consumo

"Ya no se compra la carne como antes", dice el presidente del INAC, quien proyecta una suba en los precios de la carne de cerdo a mediano plazo.

 

Pattys de "carne imposible", una propuesta de la empresa Impossible Foods que es totalmente hecha con plantas. Foto: Impossible Foods
Pattys de “carne imposible”, una propuesta de la empresa Impossible Foods que es totalmente hecha con plantas. Foto: Impossible Foods

El consumo de carne en el Uruguay, el país que más carne per cápita consume en el mundo, ha bajado radicalmente en los últimos años. Esto se debe, dice Federico Stanham presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), a que hay un cambio cultural en el consumo de los uruguayos porque “ya no se consume carne como antes”. 

De acuerdo con los números recabados por el INAC, la carne bovina tuvo un aumento del 8.5% en lo que va del 2019, mientras que desde finales del año pasado a la fecha se ha notado que la carne de cerdo ha subido un 15%. Esta carne es la más consumida en China, país que es uno de los principales importadores del mundo y eso afecta los precios internacionales.

“la industria ganadera a gran escala es vista por muchos como un mal innecesario”. – Consultora AT Kearney

Los carniceros son claramente los primeros que sufren porque sus negocios ven cada vez menos circulación de clientes y sus ingresos caen. Por eso “deben adaptarse”, dice el presidente de INAC.

Más vegetarianos a nivel mundial

Ese “cambio de hábitos” que señala Stanham no es un hecho aislado en el Uruguay, ya que más y más personas van decidiendo dejar de comer carne debido al impacto ambiental que tiene y a que son cada vez más conscientes de la crueldad que sufren los animales criados para la producción cárnica.

De hecho, ese cambio de consumo que se ha vuelto tendencia mundial llevó a la incursión de empresas que proponen alternativas vegetarianas o veganas para los amantes de la carne; existe ahora por ejemplo la famosa “Impossible Meat”, una carne hecha de plantas que inclusive sangra y sabe igual que una hamburguesa de origen bovino. Otras propuestas como la carne hecha en laboratorio a partir de células madre gana terreno en el mundo y ya se producen con este proceso pequeñas piezas de bife, aunque aún es muy cara de producir.

La estimaciones indican que para el año 2040 el 60% de la carne del mundo provendrá, precisamente, de células cultivadas in vitro o de productos de origen vegetal que simularán el color, olor y sabor de un buen corte.

Lo anterior se desprende de un informe de la consultora internacional AT Kearney, publicado por The Guardian, que dice que “la industria ganadera a gran escala es vista por muchos como un mal innecesario”. “Con las ventajas de los nuevos sustitutos de carne vegana y de la carne cultivada sobre la carne producida de manera convencional, es solo una cuestión de tiempo antes de que capturen una cuota de mercado sustancial”, continúa.

“El cambio es innegable, ya que muchos consumidores reducen su consumo de carne como resultado de ser más conscientes del medio ambiente y el bienestar animal”, dijo Carsten Gerhardt, vocero de AT Kearney.

El informe estima que el 35% de toda la carne se cultivará en 2040 y el 25% serán reemplazos veganos. La carne cultivada ganará a largo plazo. Sin embargo, los nuevos sustitutos de carne vegana serán esenciales en la fase de transición”, concluye el texto.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje