Una petición exige poner fin al negocio de nado con delfines

La caza de delfines sigue siendo una realidad. Mucha gente aprovecha para nadar con estos animales marinos en sus vacaciones, sin saber que estos han sido abusados y maltratados para darle entretenimiento a los humanos.

Un hombre adulto cuelga de las aletas de un delfín que nada boca arriba. Foto: Pixabay
Un hombre adulto cuelga de las aletas de un delfín que nada boca arriba. Foto: Pixabay

Los delfines son mamíferos increíblemente inteligentes. Se saben reconocer al espejo, son muy sociables y comparten vínculos estrechos con los miembros de su manada. También saben hacer juegos en equipos y ayudarse para cazar. No hay que aclarar que no nacieron para estar en pequeñas piscinas para que los turistas paguen grandes sumas para nadar con ellos, ni mucho menos para hacer acrobacias en frente de una audiencia.

Lugares como Sea World y muchas líneas de cruceros en todo el mundo mantienen delfines en cautiverio con fines lucrativos. Muchas instalaciones ofrecen natación con delfines como actividad turística, la cual lamentablemente es muy popular: por supuesto que las personas están obsesionadas con la publicación de esas fotos “geniales” y “exóticas” en las redes sociales para cultivar likes.

Cautiverio y tortura

Los estanques o piscinas son demasiado pequeños, apenas una milésima parte del espacio que necesita un animal de estos para estar en buena salud física y mental, además de que se les suele tener en confinamiento solitario yendo contra su naturaleza social.

Debido a esto, a la violencia que se usa para quebrantar sus voluntades y a los entrenamientos para realizar trucos, estos mamíferos pueden llegar a sufrir problemas psiquiátricos: entre otros comportamientos extraños pueden comenzar a nadar en círculos o permanecer inmóviles en el fondo de sus estanques por largos periodos.

Algunos delfines, inclusive, han llegado a suicidarse dejando de respirar, ya que, al contrario de los humanos, la respiración en ellos es un gesto voluntario y no reflejo.

Foto: Flickr / jennicatpink
Foto: Flickr / jennicatpink

Recolección de firmas

Por esto y más es que se ha creado una petición en línea para pedir que se prohíba el uso de cetáceos para atracciones turísticas, tanto aquellas que ofrecen en nado con delfines como las que los usan para hacer trucos y acrobacias.

La meta de la petición es de 500.000 firmas, y a la fecha ya son más de 92.00 quienes han puesto su nombre para detener el lucro con delfines en cautiverio.

La petición se puede firmar haciendo click en este enlace.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje