CRISIS DEL PLÁSTICO

Encuentran microplásticos en una remota región de los Pirineos

Se cree que el viento podría haber llevado partículas de plástico a esta prístina región europea que separa a España de Francia. Es un nuevo capítulo en la crisis de plástico que hemos provocado.

Los Pirineos dividen a España de Francia. Foto: Pixabay
Los Pirineos dividen a España de Francia. Foto: Pixabay

Se han descubierto microplásticos en un área remota de las montañas de los Pirineos, una larga cordillera que divide a Francia de España. Las partículas viajaron a través de la atmósfera y fueron arrastradas por el viento hasta esa región, según un nuevo estudio publicado en Nature Geoscience.

Este es solo el último ejemplo de los “riesgos ocultos” planteados por los plásticos que los humanos no pueden ver a simple vista. Por ahora, los gobiernos y los activistas están enfocados en evitar la basura plástica en el medio ambiente, principalmente debido a la preocupación por el impacto ambiental en la flora y fauna silvestres así como en la salud humana.

El uso de bolsas de plástico se ha reducido en muchas partes del mundo, y varios proyectos están explorando cómo recolectar los desechos plásticos flotantes en los océanos. Pero poco se ha hecho para tratar las partículas de plástico contaminantes que generalmente son invisibles.

Sin embargo, existe una creciente preocupación por estos micro y nanoplásticos, clasificados como partículas menores de 5 milímetros. Estos provienen, en parte, de fuentes fabricadas deliberadamente, como por ejemplo cremas faciales y otros productos de bellezas que se promocionan como exfoliantes, y para tener tal efecto contienen “micro esferas” de plástico.0 También se desprenden de fuentes secundarias, como la inevitable ruptura o desgaste de artículos más grandes, como neumáticos o fibras desprendidas de prensa de vestir sintéticas en secadoras y lavarropas.

Una crisis dentro de otra

Si bien entendemos que la crisis de contaminación plástica es de alcance global, y que sus impactos pueden ser suficientemente fuertes como para causar incluso extinciones, dentro de esta se encuentra también la crisis de los microplásticos, de la cuál se habla poco.

A medida que más estudios publican sus hallazgos, estamos aprendiendo que los microplásticos están más extendidos de lo que imaginábamos y que se encuentran en todos los sistemas ambientales investigados. Se han encontrado partículas de plástico en cantidades récord en sedimentos de ríos en el Reino Unido, por ejemplo, mientras que un estudio en París encontró fibras de plástico en las aguas residuales y el aire.

Tal vez nos parecía que era de esperarse encontrar microplásticos en entornos urbanos, pero el nuevo hallazgo deja claro que el viento ha soplado estos desechos a las partes más altas de los Pirineos, que tienen una altura máxima de 3404 metros sobre el nivel del mar (msnm) en el Pico Aneto.

Si estos fragmentos no fueran reactivos e inofensivos, no representarían una amenaza, pero desafortunadamente los riesgos aún no se comprenden completamente.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje