CRUELDAD

Rusia desmantelará la mayor “cárcel de ballenas” del mundo

Grupos conservacionistas de todo el mundo lograron ejercer presión sobre el Kremlin para que intervengan un encierro clandestino con más de 100 ballenas que han estado por meses atrapadas de forma ilegal.

Los cetáceos sufren hipotermia y neumonía debido a las bajas temperaturas
Los cetáceos sufren hipotermia y neumonía debido a las bajas temperaturas

El Ministro ruso de Recursos Naturales, Dimitri Kobilkin, anunció que este verano (del hemisferio norte) se empezarán a liberar los más de 100 cetáceos que han estado atrapados por hasta seis meses en una “cárcel de ballenas” que ha despertado la indignación y el rechazo mundial.

”Hemos dejado atrás el invierno, un periodo de tiempo difícil, cuando soltar a los animales era imposible porque, simplemente, les condenaríamos a muerte. Pero llega el verano y ese trabajo (la liberación de los cetáceos) es algo que se puede y se debe hacer”, dijo Kobilkin, citado por la agencia RIA Nóvosti.

En el invierno, el hielo recubre el agua circundante a las jaulas
En el invierno, el hielo recubre el agua circundante a las jaulas

Unas 11 orcas, 87 belugas y hasta 5 crías de morsa están encerradas en estas instalaciones lejos de la civilización y tienen que nadar en confinados estanques de 25 metrosde largo por 9 de ancho, unas dimensiones cruelmente pequeñas para las necesidades de estos animales.

El centro opera bajo el supuesto de ser un centro de “adaptación” de mamíferos marinos, pero para los ecologistas es una cárcel de ejemplares que han sido capturados y que esperan para ser vendidos a acuarios en China, con valores que superan las varias decenas de miles de dólares por animal.

 

Peligra la salud de los animales

Grupos conservacionistas rusos e internacionales, como Greenpeace, han alertado sobre la precariedad de las instalaciones y el estado de salud frágil y lamentable de los animales cruelmente encerrados ahí. Las orcas son las que corren más riesgo porque las instalaciones están en una parte del planeta demasiado fría para ellas, en donde las temperaturas de las aguas bajan demasiado e incluso llegan al punto del casi congelamiento. Las orcas en libertad migran hacia las aguas más cálidas de la franja tropical cuando hace frío en los polos.

Debido a la capa de hielo que cubre las instalaciones, expertos han constatado signos de hipotermia y cuadros de neumonía en las orcas y belugas.

La presión internacional de personas de todo el mundo -y hasta de celebridades de la talla de Leonardo DiCaprio y Jean-Michel Cousteau- han tenido efecto y llamaron la atención de las autoridades, incluido el mismísimo presidente ruso Vladimir Putin, quien ordenó que el gobierno encuentre una salida a la situación.

Por su parte, los especialistas advierten de que la liberación de los cetáceos tiene un precio, que asciende a hasta 3 millones de rublos (unos US$45.000) por cada animal, explicaron en el Instituto oceanográfico Vniro de Rusia.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje