VIAJAR

Todo el transporte público de Luxemburgo será gratuito desde 2019

Este pequeño país europeo, cuyo territorio es unas cinco veces más grande que el departamento de Montevideo, tendrá transporte público totalmente gratuito para sus ciudadanos y residentes.

Un autobús articulado circula por el centro de Luxemburgo. Foto: Pixabay
Un autobús articulado circula por el centro de Luxemburgo. Foto: Pixabay

A pesar de su diminuto tamaño de 2.585 kilómetros cuadrados, al Gran Ducado de Luxemburgo no le falta abundancia. Empotrado entre Bélgica, Francia y Alemania, la monarquía constitucional multilingüe cuenta con una gran cantidad de instituciones financieras, múltiples influencias culturales, montones de castillos de cuentos de hadas y, lamentablemente, terribles embotellamientos de tráfico durante todo el día.

De hecho, la congestión del tráfico en la ciudad de Luxemburgo, la capital y la ciudad más grande, se encuentra entre las peores del mundo debido en gran parte al hecho de que un porcentaje significativo de la fuerza laboral viaja en automóvil desde los países vecinos. Es un dilema singularmente desconcertante al que se enfrenta una de las naciones más ricas del mundo: un lugar donde los salarios son altos y el desempleo es bajo (además de que tiene semanas laborales de cuatro días) pero donde también hay una escasez de bienes raíces asequibles.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Trabajar adentro, vivir afuera

Según publica The New York Times, el número de empleados transfronterizos que viajan diariamente a la ciudad de Luxemburgo desde Francia, Alemania y Bélgica supera los 180.000 y continúa creciendo constantemente. Esta cifra es mayor que la población de la ciudad en sí, que ronda los 114.000 residentes y es tres veces más que la segunda ciudad más grande de Luxemburgo, Esch-sur-Alzette. (La población de todo el país es apenas de 600.000).

“Es básicamente como una ciudad que tiene suburbios en el extranjero”, explica al NYT Oliver Klein, investigador del Instituto de Investigación Socioeconómica de Luxemburgo.

Para aumentar aún más el lamentable tráfico en la ciudad capital, la nación que tiene 200 kilómetros cuadrados menos que Nueva York, ya lidia con el problema de tener el mayor número de automóviles por residente (662 automóviles por cada 1.000 habitantes) que cualquier otro estado miembro de la UE seguido de Italia, Malta y Finlandia.

Ahora, en respuesta directa al creciente estancamiento del país y a las emisiones de gases de efecto invernadero que lo acompañan, el gobierno de coalición entrante de Luxemburgo liderado por el recién nombrado Primer Ministro del primer mandato, Xavier Bettel, ha anunciado planes para eliminar las tarifas de tránsito público. El cambio de entrada sin boletos comenzará el próximo verano con la esperanza de que la medida se traduzca en menos coches en la ciudad de Luxemburgo y más allá.

El sistema de tránsito altamente subsidiado de Luxemburgo incluye un denso sistema ferroviario nacional operado por Chemins de Fer Luxembourgeois, así como servicios de autobuses locales y nacionales operados por un puñado de diferentes entidades privadas.

La ciudad de Luxemburgo también cuenta con un servicio de tranvía reintroducido que, una vez completado, constará de 24 estaciones que conectarán la bulliciosa capital con el aeropuerto de Luxemburgo, así como algunas localidades periféricas. El tren ligero también está en obras e incluso hay un elegante funicular urbano que une una parada de tranvía con una estación de tren con localidades en las montañas.

 

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje