PELIGRO

PETA: Comer pescado es realmente malo para la salud

¿El pescado es bueno para tu organismo? Los vendedores de productos del mar han trabajado arduamente para convencernos de que, a diferencia de otras carnes grasas y cargadas de sustancias químicas, la carne de pescado de alguna manera se considera una comida saludable. En una publicación de la organización Personas por el Trato Ético a los Animales (PETA, por sus siglas en inglés) se asegura que el pescado es más bien peligroso para la salud por diversas razones.

Esta imagen se viralizó después de que una pescadería en Kuwait fuera descubierta poniéndole ojos de plástico a sus pescados para que pareciesen más frescos.
Esta imagen se viralizó después de que una pescadería en Kuwait fuera descubierta poniéndole ojos de plástico a sus pescados para que pareciesen más frescos.

PETA publicó una lista de razones por las cuales el pescado no es bueno para la salud. Para ellos, los productos alimenticios derivados de estos animales no deberían ingerirse por razones de bromatología y seguridad.

1. El mercurio no va en tu dieta

A medida que los peces viven y comen en nuestros océanos y ríos cargados de químicos, el mercurio se acumula en sus sistemas. Y las personas que comen esos peces también pueden absorber este peligroso metal líquido. Se sabe que la intoxicación por mercurio causa trastornos del sistema nervioso y problemas reproductivos, así como problemas de desarrollo en niños y en los fetos en desarrollo. Y muchos de los peces con las concentraciones más altas de mercurio son los mismos que la gente está devorando por el plato: leucomas, caballas, marlin, pez azul, tiburón, pez espada, esturión salvaje, opah, lubina chilena, cangrejo azul lingcod, caballa española, mero, pargo, fletán, blanquillo, pez sable y atún en sus distintas variedades.

2. el cuento de los omega

Al igual que el mito de la leche y el calcio (que según PETA ha sido desacreditado), que los lobbys de los lácteos de Estados Unidos lograron meter con publicidad, la campaña de la industria de productos del mar para convencer a las personas de que necesitan carne de pescado para obtener ácidos grasos omega-3 que contiene ha sido exitosa. Pero la organización Environmental Working Group descubrió que las personas que comían las cantidades recomendadas de muchos tipos de peces consumidos comúnmente ingirían cantidades peligrosas de mercurio mientras obtenían cantidades relativamente pequeñas de omega-3. Los peces como el bagre, el bacalao, el abadejo y la tilapia (así como las almejas, los cangrejos, las ostras, las vieiras y los camarones) contienen niveles bajos de ácidos grasos omega-3 pero altísimas cantidades de productos químicos dañinos. El aceite de algas es una gran fuente de omega-3 DHA y EPA.

3. Grasas saturadas

¿Es blanca y magra la carne de pescado? En realidad no tanto. Entre el 15% y el 30% de la grasa que contiene es saturada, lo que hace que nuestros hígados produzcan más colesterol que obstruye las arterias. En el caso de los camarones la historia no es distinta: 170 gramos de carne de camarón contienen 322 miligramos de colesterol.

4. Basura y plástico

Nuestras vías navegables están contaminadas con aguas residuales no tratadas, agroquímicos escurridos de las tierras de agricultura y ganadería, productos químicos nocivos de otra fuentes, microplásticos y basura.

Todo esto termina en los cuerpos de los pescados que, al ser ingeridos por una persona, pasan a su organismo.

5. Peces llenos de drogas

Debido a que hemos agotado la mayoría de las poblaciones de peces en sus estado natural en ríos y océanos, muchos peces, como el salmón o la tilapia, se cultivan en granjas artificiales.

Miles de peces son amontonados en pequeños corrales, por lo que el agua se vuelve sucia debido a las grandes cantidades de desechos fecales que estos depositan en el agua misma en que nada. Las enfermedades y los parásitos se propagan y son absorbidos por los mismos peces. Para tratar de matarlos, los agricultores agregan antibióticos y pesticidas al agua, que los peces ingieren y absorben, ergo, pasan a quienes los comen.

6. Gusanos, parásitos y bacterias “comercarne”

Un grupo de biólogos de Dinamarca  descubrieron que más del 90% de ciertos tipos de peces silvestres estaban infectados con larvas de nematodos (unos peligrosos parásitos). Investigadores en Alaska descubrieron que todo el salmón recién capturado que examinaron tenía infestaciones de nematodos. Algunas personas incluso han contraído bacterias carnívoras del pescado crudo usado en el sushi, los cuales pueden ser mortales.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje