SUERO ANTIOFÍDICO

Crean antídoto para picadura de mamba negra, una de las serpientes más venenosa del mundo

Científicos latinoamericanos crearon un suero capaz de neutralizar la picadura de la mamba negra, una serpiente extremadamente venenosa y mortal si no se trata rápidamente su picadura.

Mamba Negra. Foto: flickr / hape662
Mamba Negra. Foto: flickr / hape662

Científicos del Instituto Clodomiro Picado de la Universidad de Costa Rica (ICP-UCR) crearon un antídoto capaz de neutralizar el veneno de la serpiente mamba negra (Dendroaspis polylepis), una serpiente extremadamente venenosa de la familia Elapidae, y nativa de partes de África Subsahariana.

El antídoto se encuentra actualmente en su etapa experimental y consiste en un “panel de anticuerpos específicos contra las dendrotoxinas de la mamba negra. Los científicos descubrieron que este elemento contribuye a la toxicidad de esta especie y, por lo tanto, diseñaron una propuesta de producto farmacéutico a través del ADN recombinante que usa esta sustancia para identificar inmunoglobulina G IgG, el tipo más común de anticuerpos en humanos, que puede neutralizar estas dendrotoxinas”, explica el artículo de la Universidad de Costa Rica.

Según el paper científico del descubrimiento, este avance representa un hito científico histórico. El antídoto que existe hoy en día, usado alrededor del mundo y también inventado en el mismo instituto, proviene del plasma sanguíneo de animales hiperinmunizados, y su fórmula, aunque logra anular efectivamente el envenenamiento, puede causar reacciones alérgicas dañinas en las personas.

Este es el primer intento realizado en todo el mundo para combatir el envenenamiento por mordeduras de serpientes mediante el uso de anticuerpos humanos que prometen tener menos probabilidades de reacciones dañinas.

Salvando vidas

La investigación y el desarrollo fueron liderados por Iontas, una compañía inglesa que trabaja en el descubrimiento y optimización de anticuerpos humanos para el desarrollo de medicamentos, la Universidad Técnica de Dinamarca y los investigadores de ICP-UCR.

“Este es solo un paso preliminar, todavía hay un largo camino por recorrer para tener un antiveneno ‘humano’ que neutralice efectivamente el veneno de la mamba negra”, continúa el documento publicado.

Cada año se reportan 2.6 millones de casos de mordeduras de serpientes por serpientes venenosas en todo el mundo, en Costa Rica hay informes de un promedio de 600 personas afectadas cada año, de las cuales solo 3 mueren, pero en todo el mundo se pierden más de 125.000 vidas y unas 400.000 personas sufrirán las consecuencias del veneno por el resto de sus vidas, como amputaciones de miembros o desfiguraciones de estos.

El ICP-UCR se ha dedicado los últimos 50 años a salvar las vidas de víctimas de las mordeduras de serpientes en Costa Rica y en otros 14 países con vulnerabilidades sociales. La organización, de carácter estatal produce antídotos de alta calidad que se utilizan en diferentes regiones de América Latina, África, Oceanía y Sri Lanka.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje