HURACANES

Satélite captura tres gigantescas tormentas alineadas en el Atlático

Justo en el cenit de la temporada de huracanes, tres masivas tormentas se acomodaron en línea recta en camino hacia las costas del continente americano.

Foto: NOAA
Foto: NOAA

Florence, un huracán de categoría 3 en dirección a la costa de Carolina, se alineó con el huracán Isaac, de categoría 1, y Helene de categoría 2. Desde entonces, Florencia se ha actualizado a la Categoría 4. Isaac ahora es una tormenta tropical, pero podría regresar al estado de huracán más adelante en la semana.

La imagen anterior proviene del satélite GOES-E de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA), tomada el lunes al mediodía, tiempo del este de EE.UU. Es una imagen compuesta a color que utiliza tres de los 16 canales del instrumento Advanced Baseline Imager a bordo del satélite.

“El satélite GOES-E es el más moderno satélite que utilizamos para monitorear el clima en los Estados Unidos y el Océano Atlántico”, declaró al portal Mother Nature Network Matt Rogers, científico investigador en el Instituto Cooperativo para la Investigación en la Atmósfera (CIRA) en la Universidad Estatal de Colorado.

Gigantescos y mortales

Aunque antes la NOAA tenía herramientas un poco menos avanzadas, estos tres huracanes son tan grandes que cualquier satélite anterior los hubiera podido seguir en su trayectoria y tamaño. “Los satélites anteriores tenían menos canales y una resolución mucho más baja, pero todos habrían podido ver estos tres huracanes en el Atlántico, lo que en realidad ocurre bastante”, agregó Rogers.

CIRA es uno de los 16 programas cooperativos entre la NOAA y las universidades de EE.UU., Lo que ayuda a desarrollar investigaciones que mejoren directamente las herramientas de previsión.

La información satelital ayuda a los investigadores y pronosticadores a monitorear el desarrollo de tormentas.

“Anoche, los investigadores del Centro Nacional de Huracanes pudieron monitorear qué tan rápido creció la fuerza de Florence al mirar el huracán usando datos infrarrojos. Las tormentas más fuertes dentro del huracán crecen más altas y tienen señales más frías en el infrarrojo”, continuó Rogers.

Las imágenes de satélite son extremadamente útiles para que los pronosticadores obtengan información sobre la ubicación de la tormenta y la dirección y velocidad de viaje, así como también muchos productos experimentales utilizados para determinar cuán fuerte es la tormenta en un momento dado. “Por ahora, podemos ver que el huracán Florence está convirtiéndose rápidamente en lo que debería ser un gran huracán. Veremos más sobre Isaac y Helene más tarde”, concluyó.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje