LA ERA TRUMP

Juez federal de EE.UU. bloquea caza de osos grizzly

Un juez federal bloqueó temporalmente el inicio de las primeras cacerías de osos grizzly en las Montañas Rocallosas en más de 40 años, mientras considera si el gobierno se equivocó al levantar las protecciones federales sobre los animales.

bears-1149459_960_720

La orden del juez federal de distrito Dana Christensen se recibió dos días antes de que Idaho y Wyoming se prepararan para abrir las primeras temporadas de caza de osos grizzly desde 1974.

La orden permanecerá vigente 14 días mientras se revisa si el gobierno de Donald Trump falló a la legislación de protección de los animales al permitir la caza de estos animales.

“La amenaza de muerte para los osos planteada por las cacerías programadas es suficiente” para justificar un retraso en las temporadas de caza del estado, escribió Christensen en la orden.

La medida marcó una victoria para los defensores de la vida silvestre y las tribus nativas que rechazaban la decisión del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los EE.UU. en 2017 de levantar las protecciones para 700 osos pardos en el Parque Nacional Yellowstone y sus alrededores.

Victoria

“Estamos encantados”, dijo Mike Garrity, director ejecutivo de la demandante Alliance for the Wild Rockies. “Ahora el juez tiene tiempo para gobernar sin que los osos pardos sean asesinados a partir del sábado por la mañana”, añadió.

Los cazadores dicen que se les debería permitir matar a un pequeño número de grizzlies porque la población ha crecido lo suficiente como para justificar que la administración del presidente Trump eliminara las protecciones especiales de los animales el año pasado.

Los activistas ambientales argumentan que la caza es “innecesaria e inhumana”. Quieren que los osos estén protegidos bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción, algo que aseguran ordenó un juez en 2007.

“Nadie está matando osos grizzly para comerlos”, dijo a USA Today Melissa Thomasma, directora ejecutiva de Wyoming Wildlife Advocates, que se opone a la cacería. “Esto es sobre el ego”, criticó.

Los cazadores están listos. De miles de solicitantes, 12 cazadores en Wyoming y uno en Idaho obtuvieron licencias para el día de apertura del sábado. Sería la primera cacería de Wyoming desde 1974 y la primera de Idaho desde 1946.

En el Parque Nacional de Yellowstone, la población de osos pardos había disminuido a un pequeño grupo de apenas 136 antes de que se ordenaran las restricciones de 1975 para proteger a los osos y su hábitat a medida que la población se recuperaba.

El número de osos es importante porque las protecciones legales solo se pueden retirar si la población de osos es “autosuficiente”, lo que significa que cada año nacen suficientes bebés bebés para compensar las muertes.

Te puede interesar

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje