EMPAQUES

Plásticos para empacar comida podría afectar seriamente tu salud

Para evitar la exposición a productos químicos nocivos, la Academia Estadounidense de Pediatría recomienda evitar los productos con estos tres números en sus símbolos de reciclaje.

La espuma de poliestireno contiene sustancias químicas potencialmente dañinas que pueden filtrarse en los alimentos y bebidas. Foto: Planet Takeout / Flickr
La espuma de poliestireno contiene sustancias químicas potencialmente dañinas que pueden filtrarse en los alimentos y bebidas. Foto: Planet Takeout / Flickr

Hace años que nos dijeron que los químicos en ciertos plásticos pueden perjudicar nuestra salud y la de nuestros hijos, especialmente cuando esos plásticos se calientan o se mantienen en contacto con los alimentos. Pero con tantos tipos de plásticos circulando y tantos usos para estos, puede parecer casi imposible saber cuál es cuál.

Ahora, una nueva declaración de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) contiene una sugerencia útil que despeja la confusión: Evita los plásticos que contienen los códigos de reciclaje 3, 6 y 7, a menos que también sean etiquetados como ecológicos o que provienen de fuentes vegetales.

AAP hace así un llamado al gobierno de los Estados Unidos a revisar su proceso regulatorio para decidir qué plásticos alimentarios son seguros. La declaración también reitera gran parte de los consejos que hemos escuchado anteriormente: No coloque plásticos en el microondas o el lavavajillas, y opte por alimentos integrales en lugar de procesados ​​y envasados.

A preocuparse

 

 

El informe de la AAP, publicado en la edición de agosto de la revista científica Pediatrics, se suma al creciente grupo de evidencia de que el plástico no solo tiene un impacto negativo en el medioambiente, sino que también puede tener un impacto negativo en la salud humana.

“Ciertos productos químicos añadidos durante el procesamiento de los alimentos y que pueden entrar en contacto con los alimentos como parte del envasado o procesamiento pueden contribuir a afectar la salud”, reza el comunicado.

Como informó AlterNet, el plástico No. 3 -utilizado en tuberías, envases transparentes de alimentos, envoltura retráctil y más- contiene ftalato DEHP, que tiene propiedades de alteración del sistema endocrino. El plástico no. 6, también conocido como espuma de poliestireno o espumaplast, puede liberar estireno al cuerpo, un posible carcinógeno, especialmente en presencia de calor. Finalmente, el plástico no. 7, o plásticos duros, pueden liberar bisfenol A (BPA) o bifenol S (BPS), que son conocidos disruptores endocrinos.

“El potencial para la interrupción del sistema endocrino es de gran preocupación, especialmente en los primeros años de vida, cuando la programación del desarrollo de los sistemas de órganos es susceptible de interrupción permanente y de por vida”, afirman los autores.

La organización recomendó algo que puede parecer obvio pero que es de suma importancia: preferir comer frutas y verduras frescas en vez de aquellas ultraprocesadas, congeladas o que vengan empacadas en los tipos de plástico peligrosos.

 

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje