CALENTAMIENTO GLOBAL

El Ártico está que arde: Este es el invierno más caliente de la historia del Polo Norte

El Ártico acaba de experimentar su invierno más cálido jamás registrado, aseguran los científicos. En pleno invierno, las temperaturas en el Polo Norte se acercaban al punto de fusión, concluyó el Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielo (NSIDC) en Boulder, Colorado.

980x

Tal como se había predicho hace años, los polos están sufriendo las consecuencias del cambio climático de forma más drásticas que las zonas más cercas al ecuador. “Es algo muy, muy loco”, dice el director de NSIDC Mark Serreze a Associated Press . “Estas olas de calor… yo nunca había visto algo así”, asegura.

Varias áreas en el Ártico han reportado temperaturas cálidas récord. Como informó la AP, Cape Morris Jesup, en el punto más septentrional de Groenlandia, vio temperaturas que se registraban normalmente en mayo, cuando ya está entrando el verano. No solo eso, 15 estaciones meteorológicas diferentes del Ártico se anotaron temperaturas 10 grados por encima de lo normal.

Todo esto está teniendo consecuencias severas en los ecosistemas, la flora y la fauna. Se están reportando grandes desprendimientos de hielo, reducción en el grosor del permafrost y falta de alimento para animales como los osos polares, que por primera vez en la historia están muriendo de hambre o ahogados por no encontrar suficientes plataformas para nadar entre ellas.

Cuatro años de calor

Los datos del climatólogo Brian Brettschneider, del Centro Internacional de Investigación del Ártico en la Universidad de Alaska Fairbanks, muestran que el Círculo Polar Ártico en Barrow, Alaska, era 18° Fahrenheit más cálido de lo normal en febrero, y en todo el invierno, que abarca de diciembre a febrero, promedió 14 grados por encima de lo normal.

La NASA explicó en su blog que las temperaturas se han disparado en el Ártico por cuarto invierno consecutivo: “El calor, acompañado de aire húmedo, está entrando en el Ártico no solo a través del sector del Océano Atlántico que se extiende entre Groenlandia y Europa, sino que también viene del Pacífico Norte a través del Estrecho de Bering”.

“Hemos visto eventos de calor invernal antes, pero son cada vez más frecuentes e intensos”, asegura Alek Petty, investigador de hielo marino en el Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland.

La región también experimentó un nivel récord de hielo marino (pedazos que se van desprendiendo de la placa continental por el cambio climático) en esta época del año, y las áreas de aguas abiertas se expandieron rápidamente en el mar de Bering, en la costa oeste de Alaska.

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje