ROPA DEL FUTURO... AHORA

¿Quieres ropa amigable con el medio ambiente? compra local

Si quieres vestir de forma amigable con el planeta, tendrías que comprar fibras que no hayan sido producidas muy lejos de donde las compras.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Para cuidar el medio ambiente, el algodón no es una solución fácil, ya que usa el 16% de los insecticidas del mundo. Los plaguicidas pueden concentrarse en los tampones, la ropa o devolverse al suministro de alimentos a través de la semilla de algodón.

Cuando Bena Burda, fundadora de la empresa de ropa orgánica Maggie’s Organics, se enteró de los daños del algodón, se horrorizó. Ella estaba trabajando en la industria de alimentos orgánicos y pensó: “Esto es ridículo. ¿Cómo no sabíamos esto?”

Fue entonces que incursionó en la fibras regenerativas, un movimiento mundial que está tomando forma: se trata simplemente de comprar ropa que venga de lugares cercanos, a no más de 550 kilómetros de distancia del punto de compra. Es una solución al sistema textil explotador mundial a gran escala: tiene componentes arraigados en la economía local, basada en la comunidad, con agricultores locales que cultivan fibras orgánicas -lanas, algodón, alpaca, cáñamo- y desarrollan el procesamiento requerido para llevar las fibras del campo a la tela y de la tela al producto.

Comprar local

La moda, tal como las conoces y probablemente uses en este momento, es “explotadora e insostenible”, dice Anna Canning, coordinadora de comunicaciones de Fair World Project, una organización que aboga por soluciones políticas y sociales por la igualdad y la justicia.

“Hay mucha explotación en las fábricas de todo el mundo”, dijo, señalando los bajos salarios, las largas horas de trabajo forzoso, a menudo de mujeres y menores. Además, la industria de la moda contribuye al cambio climático. Ella dijo que la industria “está en camino de consumir una cuarta parte del suministro mundial de carbono para el año 2050″. La moda en sí también es intensiva en recursos y desechable.

Peor aún: muchos países han perdido la capacidad de producir su propia fibra de forma ética y ecológica. Entonces para muchos es imprescindible la importación de ropa.

Ahora, al consumo de ropa desechable se le llama “moda rápida”, que consiste en cambiar las prendas mucho antes de que estas cumplan su vida útil y solo bajo el criterio de lo que esté a la moda. Esto tiene un gran impacto ambiental.

Formas de despojarse de la moda rápida

1. Deja de usar plástico.

2. Usa su ropa mucho más tiempo, hasta que deje de servir. Si ve un agujero o pierde un botón, arréglalo o encuentra a alguien en su comunidad que pueda arreglarlo.

3. En lugar de comprar ropa nueva, intercambia con tus amigos.

4. Si va a comprar algo nuevo, busca algodón orgánico. Si no está certificado como orgánico, es transgénico.

5. Compre artículos que sean 100% mezclas de lana, lino, cáñamo o algodón.

6. Averigua quién hizo tu ropa. Busca el origen y las condiciones en que se fabricó.

8. Aprende a hacer tu propia ropa. Hay tantas personas que saben cómo hacer esto, y sería bueno que aprendiéramos de ellos mientras todavía están con nosotros.

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje