CAMBIO DE LOOK

A una leona le salió melena y los veterinarios no saben por qué

Hasta hace poco, Bridget, de 18 años, se parecía mucho a tu típica leona de su edad. Luego, el año pasado, la veterana residente del zoológico de Oklahoma City confundió a los veterinarios locales y al personal del zoológico al crecerle una melena mucho más típica de los leones machos.

 

Bridget cambió de “look” y nadie sabe por qué. A esta veterana leona de 18 años le empezó a crecer una melena -más bien típica de los machos- y los veterinarios están estupefactos ante el hecho, sin haber encontrado aún la explicación al fenómeno.

Como explicó Gretchen Cole, una veterinaria asociada del Oklahoma City Zoo and Botanical Garden, en una entrevista con ABC News : “Después de un tiempo, se hizo evidente para todos que Bridget estaba desarrollando algo un poco diferente”.

El personal del zoológico ha tomado muestras de sangre para tratar de deducir la causa hasta ahora inexplicable de su nueva “mini melena”. Estos se compararán con muestras tomadas de la hermana de Bridget, Tia, que nació en la misma camada pero no ha mostrado signos similares de crecimiento anormal de pelo.

Las hormonas entran en juego

Los expertos creen que los niveles excesivos de testosterona están detrás de la nueva apariencia de Bridget, además de que se están empezando a detectar en ella comportamientos típicamente masculinos. Si bien hay ciertos beneficios para estos cambios (por ejemplo, tienden a ser más grandes, más fuertes y, por lo tanto, excelentes cazadores de grandes presas), tienen un precio evolutivo. El aumento en la testosterona se ha relacionado con la infertilidad.

El hecho de que este fenómeno parezca ser algo común en esta área ha llevado a los zoólogos a creer que hay un factor genético involucrado. Pero esto puede ser menos probable en el caso de Bridget, quien, a los 18 años, ya está más bien cerca de ser adulta mayor (geriátrica) según los estándares de los leones.

La esperanza de vida promedio de un león africano salvaje (Panthera leo) es de 15 años, pero los que viven en cautiverio pueden vivir hasta los 30 años, según la Sociedad Zoológica de Londres.

Cualquiera que sea la causa, no parece estar haciendo ningún daño a Bridget. “El personal veterinario de zooógico continuará monitoreándola de cerca, pero esta condición probablemente no afecte la calidad de vida de Bridget”, dijo el Zoológico de Oklahoma City y el Jardín Botánico en un comunicado en Facebook . “Aparte del pelo extra, no se ve ningún cambio en su estado de salud”, añadieron.

 

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje