MENOS AUTOS

Alemania ofrecerá transporte público gratis para reducir la contaminación

Un plan piloto va a ser puesto a prueba en cinco importantes ciudades alemanas, con el fin de incentivar a que la gente use más el transporte público y menos sus autos particulares.

El subterráneo llegando a la Alexandreplatz de Berlín. Foto: Pixabay
El subterráneo llegando a la Alexandreplatz de Berlín. Foto: Pixabay

Alemania ha sorprendido a sus vecinos con una propuesta radical para reducir el tráfico vehicular: planean hacer que el transporte público sea gratuito para todos, al menos en cinco ciudades por ahora. Berlín se esfuerza por cumplir los objetivos planteados por la UE respecto a la cantidad de gases de efecto invernadero que se pueden liberar a la atmósfera por año, y así evitar grandes multa

La medida llega unos dos años después de aquel devastador escándalo de emisiones de los autos alemanes, llamado popularmente “dieselgate”; la marca Volkswagen (además de otras marcas europeas) desataron una ola de enojo en la industria automotriz, una piedra angular de la prosperidad alemana, y la indignación generalizada en organizaciones ambientalistas de todo el orbe.

“Estamos considerando instaurar el transporte público gratuito para reducir el número de automóviles particulares”, escribieron tres ministros, incluida la ministra de medio ambiente, Barbara Hendricks, al comisionado de Medio Ambiente de la UE, Karmenu Vella, en una carta que vio la agencia AFP el martes.

“Combatir eficazmente la contaminación del aire sin más demoras innecesarias es de la más alta prioridad para Alemania”, agregaron los funcionarios.

Visionario plan piloto

La propuesta podría aprobarse a más tardar a finales de este año y entraría a regir, por ahora, en cinco ciudades del oeste de Alemania, incluida la antigua capital, Bonn, y las ciudades industriales de Essen y Mannheim.

Además de poder viajar en trenes y ómnibuses sin pagar boleto, otros pasos propuestos el martes incluyen restricciones adicionales a las emisiones de flotas de vehículos como ómnibuses y taxis, zonas exclusivas de bajas emisiones o apoyo para esquemas de uso compartido de automóviles, conocidos como “carpooling”.

La acción es urgente, ya que Alemania y otros ocho miembros de la UE, incluidos España, Francia e Italia, superaron el plazo del 30 de enero para cumplir con los límites establecidos por el bloque a las emisiones de dióxido de nitrógeno y partículas finas.

La contaminación por gases de hidrocarburos afecta a más de 130 ciudades en Europa , según la comisión, causando alrededor de 400,000 muertes y un costo de € 20.000 millones en gastos de salud por año en toda la Unión.

Los países que no cumplan con los límites de la UE podrían enfrentar acciones legales en los tribunales de Justicia europeos, que puede imponer multas por incumplimiento.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje