GUARDIANES DEL BOSQUE

Border collies corren por el bosque chileno para darle nueva vida

Estos inteligentes perros se están volviendo aliados en la lucha por cuidar los bosques chilenos, que son asediados por voraces incendios que ponen en riesgo sus delicados ecosistemas.

Olivia, Summer y Das. Foto: Francisco Torres
Olivia, Summer y Das. Foto: Francisca Torres

La peor temporada de incendios forestales en la historia de Chile devastó más de 567.000 hectáreas a principios de 2017, destruyendo unas 1.500 viviendas y matando al menos a 11 personas. Más de una docena de países enviaron especialistas en lucha contra incendios para combatir las docenas de incendios destructivos. Cuando los incendios finalmente se extinguieron, el paisaje era un páramo carbonizado y desolador.

Unos meses más tarde, un equipo único fue contratado para ayudar a restaurar el ecosistema dañado. Tienen cuatro patas y les encanta correr a altas velocidades a través del bosque.

Los border collies Das, Summer y Olivia fueron equipados con mochilas especiales rebosantes de semillas. Luego fueron enviados en una misión, soltándose para correr a través de los bosques quemados. Mientras saltaban y saltaban, sus paquetes arrojaban puñados de semillas por doquier. La esperanza es que estas semillas echen raíces y broten, haciendo que el bosque vuelva a la vida lentamente un árbol a la vez.

Foto: Francisca Torres
Foto: Francisca Torres

Un trabajo divertido en serio

Los border collies con perros con mucha energía y que aman correr. Su propietario, Francisca Torres, asegura que para ellos no hay mejor momento que cuando tienen que salir a hacer su trabajo.

Das, de seis años, generalmente lidera el grupo con sus dos cachorros, Summer y Olivia, de dos años.

Torres comenzó el proyecto con los perros en marzo de 2017, regresando regularmente al bosque durante los meses siguiente. Durante ese tiempo, su hermana, Constanza, a menudo ayuda con los cachorros y las semillas, llenando paquetes y controlando toda esa ilimitada energía canina. Planean comenzar el proceso nuevamente pronto para seguir repartiendo semillas por todo el bosque.

“Salimos con los perros y las mochilas llenas de semillas nativas, y corren hacia el bosque quemado extendiendo las semillas”, dice Francisca Torres, orgullosa de su idea.

Torres y su hermana pagan todas las semillas, así como los suministros para los perros y los costos de transporte para llegar al bosque. En cuanto a por qué usan a este tipo de perros, la respuesta es simple: son inteligente, obedientes y llenos de energía, y si estuvieran del todo conscientes de la importante labor que cumplen la harían con el doble de ganas.

 

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje