La humanidad debe vencer la negación del cambio climático

Un nuevo artículo muestra que los mitos negacionistas del cambio climático fracasan consistentemente en las pruebas de pensamiento crítico.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Los mitos climáticos a menudo son contradictorios; algunos aseguran que el planeta “no se está calentando, aunque se está calentando debido al sol”, realmente todo es “solo un ciclo oceánico”, y los ejemplos siguen. Pero todos parecen compartir una cosa en común: falacias lógicas y errores de razonamiento.

Los investigadores John Cook, Peter Ellerton y David Kinkead publicaron recientemente un artículo en Environmental Research Letters en el que examinaron 42 mitos climáticos comunes y descubrieron que cada uno de ellos demuestra un razonamiento falaz. Por ejemplo, los autores hicieron un video que desglosaba las fallas lógicas del mito: “el clima cambió naturalmente en el pasado, por lo que el cambio climático actual es natural”.

Cook publicó años antes algunas investigaciones sobre el uso del aprendizaje basado en conceptos erróneos, para expulsar los mitos del clima de los cerebros de las personas y reemplazarlos con hechos, así como superar la negación al inocular a las personas contra los trucos de los desinformadores.

La idea es que cuando las personas se enfrentan a un mito y un hecho competitivo, el hecho saldrá más fácilmente si se revela la falacia que sostiene el mito, según publica Dana Nucitelli en el periódico The Guardian. De hecho, estos conceptos de aprendizaje basado en conceptos erróneos y la inoculación contra mitos fueron la base del curso gratuito en línea Denial101x desarrollado por Cook y sus colegas.

¿Cómo identificar una teoría falsa sobre cambio climático?

Paso 1: identifique el reclamo que se está realizando. Por ejemplo, el argumento contrario más popular : “El clima de la Tierra ha cambiado naturalmente en el pasado, por lo que el cambio climático actual es natural”.

Paso 2: construya el argumento identificando las premisas que conducen a esa conclusión. En este caso, la primera premisa es que el clima de la Tierra ha cambiado en el pasado a través de procesos naturales, y la segunda premisa es que el clima está cambiando actualmente. Hasta aquí parece lógico, pero no lo es.

Paso 3: Determine si el argumento es deductivo, lo que significa que comienza con una afirmación general y llega a una conclusión definitiva. En nuestro caso, ‘el cambio climático actual es natural’ se califica como una conclusión definitiva.

Paso 4: verifica la validez de los argumentos; ¿La conclusión parte de las premisas? En nuestro ejemplo, sin embargo, podemos rebatir debilitando la conclusión de que “el cambio climático actual puede no ser el resultado de la actividad humana”. Pero en su estado debilitado, la conclusión ya no refuta el calentamiento global causado por los humanos.

Paso 4.1: Identificar premisas ocultas. Al agregar una premisa adicional para hacer válido un argumento inválido, podemos obtener una comprensión más profunda de por qué el argumento es defectuoso. En este ejemplo, la suposición oculta es “si la naturaleza causó el cambio climático en el pasado, siempre debe ser la causa del cambio climático”. Agregar esta premisa hace que el argumento sea lógicamente válido, pero aclara por qué el argumento es falso: compromete falacia de causa única, suponiendo que solo una cosa puede causar el cambio climático.

Paso 5: verifique si el argumento se basa en la ambigüedad. Por ejemplo, el argumento de que la actividad humana no es necesaria para explicar el cambio climático actual, porque los factores naturales y humanos pueden causar el cambio climático, es ambiguo sobre el “cambio climático” en cuestión. No todos los cambios climáticos son iguales, y la tasa de cambio actual es más de 20 veces más rápida que los cambios climáticos naturales. Por lo tanto, la actividad humana es necesaria para explicar el cambio climático actual.

Paso 6: Si el argumento aún no ha sido descartado, determine la verdad de sus premisas. Por ejemplo, el argumento de que “si algo fue la causa en el pasado, será la causa en el futuro” no es válido si el efecto tiene múltiples causas o mecanismos plausibles (como con el cambio climático). En nuestro ejemplo, aquí es donde el mito más obviamente se desmorona (aunque ya había fallado en el Paso 4).

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje