CALENTAMIENTO GLOBAL

Aumento de 2°C convertirá parte del planeta en un desierto

Cerca de una cuarta parte del planeta Tierra podría convertirse en zonas sumamente áridas e infértiles, si la temperatura global sigue aumentando.

Foto: Pixabay
Zona antes semidesértica del desierto de Namibia, ahora desertificada completamente. Foto: Pixabay

Poco más del 25% de la superficie de nuestro planeta podría convertirse en desierto si la temperatura global aumenta 2 grados centígrados, de acuerdo a una investigación internacional llevada a cabo por expertos de las universidades del Sur de Ciencia y Tecnología (SUSTech, China) y Anglia del Este (Reino Unido). Este cambio causaría una mayor amenaza de sequía e incendios forestales, entre otros problemas.

La aridez se da en un terreno específico cuando se combinan factores como baja cantidad de lluvias anuales y mucha evaporación, lo que provoca que la proliferación de vida sea un fenómeno realmente escaso.

El equipo de científicos analizó las proyecciones de 27 modelos climáticos globales para identificar las áreas del mundo donde la aridez cambiará sustancialmente en comparación con las variaciones anuales que experimentan ahora, cuando el calentamiento global alcance los 1.5°C y 2°C por encima de los niveles preindustriales.

“Nuestra investigación predice una aridificación de un 20%-30% de la superficie terrestre del mundo en el momento en que el cambio global de temperatura alcance 2°C”, explicó Manoj Joshi, especialista de la Facultad de Ciencias Ambientales de la UEA, sin embargo, de acuerdo al estudio publicado en Nature Climate Change, si se pudiera limitar el calentamiento global a menos de 1,5ºC, la fracción de la Tierra que sufriría los devastadores cambios se reduciría de forma importante.

La responsabilidad política en el colapso de nuestro planeta

Agricultura y alimentación en riesgo

Chang-Eui Park, científico de SusTech y uno de los autores del estudio, dijo que la aridificación es una “amenaza grave” porque “puede afectar críticamente áreas como la agricultura, la calidad del agua y la biodiversidad. También puede provocar más sequías e incendios forestales”.

En ese escenario, el 15% de las zonas semiáridas las regiones en realidad experimentarían condiciones similares a los climas áridos actuales”.

En zonas como la costa del Mediterráneo, el sur de África y la costa este de Australia, en el transcurso del siglo XX se desertificaron zonas que antes eran fértiles, mientras que en partes de semiáridas de México, Brasil, el sur de África y Australia se han enfrentado a la desertificación desde hace mucho tiempo. “Las áreas del mundo que se beneficiarían más de mantener el calentamiento por debajo del 1,5°C son partes del sudeste de Asia, el sur de Europa, el sur de África, América Central y el sur de Australia, donde actualmente vive más del 20% del la población mundial”, explicó a Nature Climate Science Tim Osborn, de la UEA.

Evitar estos problemas severos no será nada fácil: otro reciente estudio publicado en la misma revista sugiere que para el fin del siglo XXI la temperatura media del planeta habrá aumentado entre 2° y 4.9° C, siendo el punto más probable los 3.2°C.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje