Imprimir

La Gran Barrera de Coral tiene una chance de salvarse

Actualmente, solo el 3% de esta gigantesca formación coralina está en buenas condiciones, pero los científicos dicen que aún hay esperanzas para este hermoso ecosistema.

Arrecifes de coral decolorados a causa del calentamiento global. Foto: Peter J Mumby / University of Queensland

Arrecifes de coral decolorados a causa del calentamiento global. Foto: Peter J Mumby / University of Queensland

La mayor parte de los arrecifes de la Gran Barrera de Coral está sumamente deteriorado o muerto, y solo el 3% presentan buenas condiciones y tienen lo necesario para que se propicie una restauración de la población de corales.

Sin embargo, si se toman las medidas necesarias para proteger el arrecife -que son urgentes-, este 3% es suficiente para volver a poblar casi la mitad del ecosistema, según un estudio publicado en la revista científica PLOS Biology.

La Gran Barrera de Coral está localizada frente a la costa de Australia, y está en severo peligro de muerte: Entre 1985 y 2012 se perdió el 50% de sus corales, y en los últimos dos años, que han sido extremadamente cálidos para los océanos, la situación empeoró mucho más. Además del calentamiento, los arrecifes están amenazados por estrellas de mar carnívoras. Las explosiones periódicas del número de estrellas Acanthaster planci  que devoran a los pólipos de los corales (animales cuyas colonias forman arrecifes de coral), conducen a una disminución significativa en su número.

Hay esperanza

Gran Barrera de Coral. Foto desde el espacio. Foto: NASA

Gran Barrera de Coral. Foto desde el espacio. Foto: NASA

Investigadores de la Universidad de Queensland, Australia, evaluaron el estado actual de la formación coralina, que tiene 3.800 arrecifes distribuidos a lo largo de 2.300 kilómetros. Los autores del estudio calcularon cuántos de ellos satisfacen las tres condiciones necesarias para restaurar la salud del ecosistema, las cuales son:

– la ubicación en un lugar lo suficientemente frío como para que el arrecife fuera resistente a la decoloración;
– que los arrecifes se ubiquen de forma tal que los pólipos propagados por las corrientes oceánicas caigan sobre la cantidad máxima de otros arrecifes;
– y que los arrecifes no propaguen las larvas de estrellas de mar.

Aproximadamente 100 arrecifes (o sea el 3%) cumplen con estas tres condiciones y, según simulaciones hechas en laboratorio, estos podrían ayudar a repoblar hasta el 47% de la Barrera de Coral cada año.

Esto no significa que esté fuera de peligro y en buenas condiciones, sino que se requerirá de un completo y extendido programa de protección que contemple una vigilancia atenta de su evolución y medidas para su rehabilitación.

 

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión