Domingo 20 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • Básquet (m) y hockey (f)

    Argentina sufre derrotas olímpicas de sus “Leonas” y de la “Generación Dorada”

    Estados Unidos y España repetirán en los Juegos Olímpicos de Londres la final que disputaron en Pekín-2008 tras imponerse en las semifinales, este viernes, a Argentina y Rusia. Por su parte, las Leonas se quedaron sin su ansiado oro olímpico tras perder contra Holanda (0-2) el viernes en la final del hockey femenino.

    Viernes 10 de agosto de 2012 | 21:48

    Ginóbili: "Cometimos muchos errores"

    Por su lado, argentinos y rusos se medirán por el bronce, en partido que se disputará también en el North Greenwich Arena el domingo, en la jornada que clausurará los Juegos.

    “Somos muy afortunados de tener una segunda oportunidad”, dijo Gasol.

    “Es una tremenda satisfacción y un orgullo muy grande. Es muy difícil hacer lo que hemos hecho y hay que saborearlo. Pero queda un partido y hemos de tratar de cumplir ese sueño que es la medalla de oro”, agregó.

    España se midió a Estados Unidos en la final de Pekín-2008 y perdió 118-107, en un gran partido.

    La final de 2008 “fue muy reñida y emocionante (…) pero entendimos que los estadounidenses eran mejores. No por esa razón vamos a dar menos”, sentenció el jugador de Los Angeles Lakers.

    “Nuestra misión no ha acabado”, dijo el técnico Sergio Scariolo.

    “Es un equipo que puede ganarnos”, dijo el entrenador estadounidense Mike Krzyzewski. “Tienen uno de los cinco mejores jugadores del mundo, que es Pau Gasol. He visto un poco del partido de esta noche y Calderón hizo grandes canastas”.

    Se trata de la tercera final olímpica de los españoles, tras la de Los Angeles-1984 y la de Pekín, ambas perdidas ante Estados Unidos.

    En su partido de semifinales, Estados Unidos no dio opción a los argentinos, que jugaron bien hasta mediados del tercer cuarto, cuando los triples estadounidenses les doblegaron.

    Los máximos anotadores del encuentro fueron el estadounidense Kevin Durant, con 19 puntos, seguido por tres jugadores, con 18: Emanuel Ginóbili, Lebron James y Carmelo Anthony. James dio además siete asistencias y capturó siete rebotes.

    “Hay que mantenerlos a entre dos y ocho puntos para tener chances”, explicó Ginóbili a la AFP.

    “Tuvimos un buen momento en el inicio del tercer cuarto, nos acercamos a cinco pero cometimos ahí tres o cuatro errores: un técnico, dos triples encajados, rebotes en ataque… Cuando te sacan diez o quince se agrandan y es imposible”, estimó.

    “En dos minutos te meten una racha tremenda y luego no se puede volver”, coincidió el base argentino Pablo Prigioni.

    La historia, más que lo visto en Londres, hacía pensar que Argentina podía eliminar a Estados Unidos.

    “Este partido me preocupaba mucho”, admitió el entrenador estadounidense Mike Krzyzewski, “son un equipo con talla de campeón”.

    En la primera fase, los argentinos perdieron por 126-97. Pero Ginóbili y su equipo son la bestia negra de los estadounidenses, los únicos capaces de ganar dos veces a un equipo integrado por los mejores profesionales de la NBA (en el mundial de Indianápolis-2002 y en las semifinales de Atenas-2004).

    España, por su parte, se recuperó de una pésima primera mitad y venció a Rusia (67-59).

    El máximo anotador del partido fue Pau Gasol, con 16 puntos, seguido por José Manuel Calderón y el ruso Sasha Kaun, con 14. La estrella de los rusos, el veterano Andrei Kirilenko, se apagó en la segunda mitad y se quedó en 10 puntos.

    Gasol capturó además 12 rebotes y dio dos asistencias.

    Los rusos llegaron a tener una ventaja de 13 y el partido llegó a la media parte con un raquítico 31-20.

    Sobreponerse a eso parecía difícil. Pero España salió muy bien en la segunda parte. Se movía más rápido, intentaba de nuevo tirar, presionaba en todo el campo y robaba balones.

    “Nos hemos dicho que había que seguir jugándoles bien en defensa y tranquilizarnos en ataque”, explicó Calderón, que anotó tres triples en el segundo tiempo.

    La ventaja rusa se fue acortando hasta que fue superada. Un Pau Gasol inmenso, que lo mismo tiraba de lejos que remataba el aro, puso todo su peso en el partido. A los rusos empezó a temblarles el pulso y a Kirilenko no se le vió.

    Las leonas sin el oro

    Holanda derrotó a las Leonas argentinas

    Las Leonas argentinas se quedaron sin su ansiado oro olímpico tras perder contra Holanda (0-2) el viernes en la final del hockey femenino de los Juegos de Londres-2012, en un partido dominado por las europeas, que retuvieron su título de Pekín.

    Carlien Dirkse y Maartje Paumen marcaron los goles de Holanda en el segundo tiempo, donde las ahora bicampeonas olímpicas fueron muy superiores a unas Leonas que jugaron mano a mano en el primer parcial.

    La medalla de plata es un triste consuelo para Luciana “Lucha” Aymar, multicampeona mundial y siete veces mejor jugadora según la Federación Internacional de Hockey (FIH), que celebraba el viernes sus 35 años y disputó seguramente sus últimos Juegos Olímpicos.

    “Hoy digo que es mi último partido, porque ahora lo único que quiero es celebrar esta medalla de plata ganada para mi país. Pero va a ser muy difícil no encontrarme en una cancha de hockey porque amo este deporte y sé que voy a seguir jugando”, comentó Aymar.

    Con esta derrota, las chicas argentinas desaprovecharon además la posibilidad de lograr una “triple corona”, ya que son las actuales campeonas mundiales y del Champions Trophy.

    La final jugada en el Riverbank Arena del parque olímpico de Londres, colmado en su mayoría por holandeses, fue una nueva edición del clásico entre las dos selecciones que han dominado este deporte en los últimos años.

    Las europeas golearon a las argentinas 5-2 en las semifinales de Pekín-2008 en su camino al título, forzando a sus adversarias a luchar solo por la medalla de bronce, que las Leonas consiguieron.

    Las Leonas se tomaron revancha en el Mundial celebrado en Rosario (Argentina) en 2010 donde se impusieron 3-1 en la final para consagrarse campeonas.

    Además del bronce de Pekín-2008, Argentina fue plata en los Juegos de Sídney-2000, donde cayó en la final ante las australianas, y bronce en Atenas-2004.

    Las holandesas empezaron dominando la final del viernes y tuvieron dos chances claras de entrada, una de ellas con una internada por derecha de Naomi van As que no terminó en gol de milagro.

    Tras ese desconcierto inicial, las Leonas lograron emparejar el juego y tuvieron un córner corto a su favor sobre los diez minutos, pero el remate de Noel Barrionuevo se fue junto a un poste.

    En otra situación para las chicas argentinas, “Lucha” Aymar se escapó por izquierda y su remate al primer palo fue tapado por la arquera Joyce Sombroek.

    A los 25 minutos, la argentina Mariela Scarone tuvo que salir con un corte en el pómulo tras recibir un palazo involuntario de parte de una rival, y acto seguido otra internada de Van As por la derecha dio lugar a un corner corto para Holanda, lanzado por Maartje Paumen y salvado por Macarena Rodríguez.

    La última del primer tiempo la tuvieron las europeas tras un error defensivo argentino que ofreció otro córner corto y forzó a la arquera Florencia Mutio a efectuar una espectacular atajada ante una pelota de Eva de Goede que iba al ángulo.

    Holanda salió mejor parada en la segunda parte y tras un nuevo córner corto tapado por Mutio, Carlien Dirkse tomó el rebote y definió cruzado a los 9 minutos.

    Las Leonas intentaron adelantarse para buscar el empate, pero su rival siguió jugando mejor y tras otra salvada de la arquera, Paumen estiró la diferencia a los 18 minutos en un corner corto con un tiro al ángulo.

    Lo que siguió fue un monólogo de las “naranjas” ante unas Leonas que no pudieron reaccionar.

    “Era un partido de mucho estudio y cuando ellas hacen el segundo gol ahí se quiebra y nos ganan bien. Hasta ese momento era un partido igualado”, dijo en entrenador argentino Carlo Retegui, al analiza la final.

    “Hay que saber perder. Holanda fue un justo vencedor. Íbamos por la triple corona, se nos escapó”, agregó.

    Macarena Rodríguez también admitió que “Holanda jugó por momentos mucho mejor”. “Tuvieron las chances de gol y las aprovecharon”, afirmó.

    Para Carla Rebecchi, las argentinas tienen que “valorar y apreciar la medalla de plata ganada” ante un rival que fue superior, a pesar de que “en algún momento” el partido pudo haber cambiado.

    “Fue emocionante el aplauso del estadio lleno de holandeses”, señaló.

    Las Leonas habían avanzado a la final tras vencer a Gran Bretaña 2 a 1 en las semifinales, mientras que las holandesas habían derrotado a Nueva Zelanda 3-1 por penales tras igualar 2-2 en el tiempo reglamentario y la prolongación.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario