Sabado 19 de Abril, 2014
  • Ingresar
  • Registrarse
  • 21 medallas olímpicas

    Michael “Tornado” Phelps deslumbra al mundo hazaña tras hazaña

    El estadounidense Michael Phelps ganó este viernes la medalla de oro en los 100m mariposa de Londres-2012, conquistando así su vigésimo primera presea olímpica y una nueva triple corona en una prueba de la natación en unos Juegos.

    Viernes 03 de agosto de 2012 | 19:46

    Michael Phelps

    Michael Phelps se impuso con un tiempo de 51 segundos 21 centésimas al sudafricano Chad Le Clos, que fue plata con un crono de 51.44, y al ruso Evgueni Korotyshkin, que se colgó el bronce.

    “Estoy feliz de que la última haya sido una victoria. Es todo lo que quería esta noche”, afirmó el estadounidense, que el sabado correrá en los relevos 4×100 estilos en lo que será su séptima y última prueba en Londres y su despedida olímpica.

    Este triunfo en la final de los 100m mariposa, su estilo predilecto en la natación, lo hace poseedor de la triple corona olímpica en dos pruebas, un hecho inédito entre los hombres.

    Al ganar el jueves el oro de los 200m estilos, Phelps se convirtió en el primer nadador en lograr tres títulos consecutivos (Atenas-2004, Pekín-2008, Londres-2012) en una prueba individual olímpica. Dos mujeres habían hecho esto antes.

    Phelps, de 27 años, aumentó además a 21 su récord del mayor número de medallas olímpicas en la historia, de las cuales 17 doradas, apenas tres días después de haber superado la marca de 18 de la gimnasta soviética Larisa Latynina.

    El oriundo de Baltimore (este de Estados Unidos) ha ganado tres oros y dos platas en Londres-2012, ocho oros en Pekín-2008 y seis oros y dos bronces en Atenas-2004. Larisa Latynina había logrado sus 18 medallas entre 1956 y 1964.

    La final de los 100 metros mariposa enfrentó a Phelps con su víctima de la final de Pekín, el serbio Milorad Cavic, y su verdugo de los 200m de la misma especialidad en Londres, Le Clos.

    La historia dice que Phelps ganó los 100m mariposa de Pekín en una muy recordada final en la que superó a Cavic por una centésima de segundo tras correr desde atrás y tocar la pared con más fuerza que el serbio.

    Mucho más cerca en el tiempo, el martes, Phelps sufrió una amarga derrota en su prueba favorita, los 200m mariposa, a manos del sudafricano Le Clos, que le robó el título en los últimos metros de otra final apasionante.

    Este viernes, Phelps derrotó a sus dos rivales con unos espectaculares últimos 25 metros, en los que pareció volar sobre la piscina del Centro Acuático de Londres, que le rindió una gran ovación en su última presentación individual en unos Juegos.

    “Esta fue una victoria por un margen más grande que las dos anteriores juntas, así que podemos sonreír y estar contentos”, señaló, en referencia a sus anteriores triunfos en esta prueba en Atenas y Pekín.

    “Una vez que pase mañana, creo que van a surgir muchas más emociones. Ahora estoy con la mente puesta en la competencia”, agregó Phelps.

    Si bien no fue dominador absoluto como había ocurrido hace cuatro años en Pekín, donde había batido el récord de su compatriota Mark Spitz de siete oros en unos solos Juegos de Múnich-72, Phelps ha ido de menos a más y ha cumplido con su apuesta al llegar a Londres-2012, logrando nuevas proezas olímpicas.

    Este momento de gloria contrasta con el flojo debut de Phelps en la capital británica, cuando se quedó afuera del podio en los 400m estilos, algo que no le ocurría desde Sídney-2000, en sus primeros Juegos, cuando tenía 15 años.

    Suscribíte a nuestros titulares por e-mail

    Recibí todos los días en tu correo las últimas noticias de LARED21

    Publicá tu comentario