Natalia Oreiro, Reina en Viña del Mar

El reino del melódico

Con un espectáculo que, a pedido de los más de 15.000 asistentes, se extendió por 75 minutos, el cantautor hizo vibrar a los asistentes a la Quinta Vergara, que corearon cada una de las canciones.

Al galardón de la Gaviota de Plata entregado a Arjona a mediados de su actuación, se sumó más tarde la Gaviota de Oro, reconocimiento que sólo da el público con sus aplausos y vítores en contadas ocasiones a los artistas más exitosos del certamen.

Esta es la tercera vez que Arjona es invitado al festival que se realiza en Viña del Mar, un balneario costero chileno situado unos 120 kilómetros al oeste de Santiago. Tras Arjona subió al escenario la cantante mexicana Lucero, la que tuvo que esforzarse sobremanera para poder ganarse el apoyo del público, que aún estaba eufórico con Arjona cuando ella comenzó su actuación con suaves baladas.

“Veleta”, “Tácticas de guerra” y “Mi destino eres tú” fueron algunos temas que interpretó, en un show que duró casi una hora y en el cual logró finalmente el aplauso de un público que la acogió y le entregó como retribución una Gaviota de Plata tras la intervención de la presentadora del evento, Cecilia Bolocco. “Venía superpositiva y con ganas de consolidar el cariño que el público me ha entregado durante tantos años de carrera y la Gaviota es para mí como una certificación de ese cariño ganado y compartido”, dijo a la prensa Lucero. El certamen premiará la noche de clausura del lunes al ganador con una Gaviota de Oro y 25.000 dólares.

Natalia es reina

La uruguaya Natalia Oreiro fue proclamada Reina del Festival de Viña del Mar, un honor que muchos consideraban en manos de la ex Miss Universo (y actual novia del ex presidente argentino Carlos Menem), Cecilia Bolocco. Los factores decisivos de la decisión, tomada por el público, han sido según Ansa “su simpatía y desbordante belleza”. Oreiro sucede en el puesto a la cubana Celia Cruz, reina en la pasada edición del festival. Oreiro propuso a los organizadores prolongar su actuación, originalmente de diez minutos en función de su presencia como jurado del certamen, a una hora y media si el publico así lo pide.

Grammy y recital

Los flamantes ganadores del Grammy al Mejor Album de Rock Latino, La Ley, fueron los encargados de cerrar el espectáculo cuando eran casi las 2 de la madrugada del jueves.

En una presentación que entusiasmó a los asistentes, a pesar de lo avanzado de la hora, La Ley se paseó por sus viejos y nuevos éxitos y recordó en ella al fundador del grupo, el desaparecido Andrés Bobe.

“El Grammy es un excelente reconocimiento a nivel internacional que nos hace seguir avanzando”, dijo a Reuters el vocalista de La Ley, Beto Cuevas, que participa del Festival de la Canción de Viña del Mar. La Ley está radicado desde hace varios años en México. En la disputa por el Grammy en la categoría de “Mejor álbum de rock latino/alternativo”, La Ley compitió con el argentino Fito Páez, el grupo venezolano Los Amigos Invisibles, El Tri de México y los españoles de Café Quijano.

“Con el Grammy estamos supercontentos y muy orgullosos de haberle brindado este premio a nuestro país”, dijo Mauricio Clavería, segundo integrante de La Ley, que realizó una exitosa actuación en la madrugada del jueves en Viña del Mar.

La Ley nació hace unos 10 años, primero como un quinteto que luego se redujo a un trío, tras la muerte de uno de sus integrantes y el retiro de otro. Hasta ahora, cuenta con siete álbumes, incluso “Uno”.

En 2001, aunque sin fecha definida, planean realizar una gira por América Latina, que incluirá una presentación en Chile.

Pero más allá de la celebración de rigor por el Grammy, el grupo ya se apresta a desarrollar nuevos proyectos. “Estamos planeando hacer muchas cosas durante el año, entre ellas un disco “unplugged” (acústico) para MTV y una gira por Estados Unidos”, indicó Clavería.

Te recomendamos

Publicá tu comentario

Compartí tu opinión con toda la comunidad

chat_bubble
Si no puedes comentar, envianos un mensaje