Imprimir

Patricia Kramer: un afortunado par de intentos

El flamante primer álbum de la cantante y guitarrista Patricia Kramer es una grata incorporación al panorama de música original femenino. Viene sorprendiendo esta temporada una arremetida de varias sólidas cantautoras que se mueven en distintos planos de la música pop (ular), como Ana Prada, Samantha Navarro y Malena Muyala.

En su disco “Un par de intentos”, la artista ofrece un puñado de canciones de espíritu romántico y reposado, dueñas de afortunada lírica, y plasmadas con guitarras cálidas, percusiones luminosas, y acertadas incorporaciones como el acordeón o cavaquinho. Kramer tiene 27 años, es productora de audio, está por recibirse de química, y desde fines del 2004 desarrolla una propuesta solista en formato trío, junto a Sebastián Pereira y Mariana Vázquez.

El año pasado resolvió internarse en un estudio casero situado en Parque del Plata con sus músicos y uno de los mejores sonidistas del país: Oscar Pessano. Fue como generar una cápsula de mágicos timbres en medio de un bosque frío. Así nació -o se plasmó mejor dicho-, “Un par de intentos”, cuyas canciones fueron todas compuestas por Kramer, menos “Setiembre”, co escrita con Martín D’Alessandro.

 

Luz propia

Participan de este trabajo como artistas invitados Ana Prada, Samantha Navarro, Valentina Prego, Andrés Puppo y Alejandro Tuana, músicos todos presentes de distintas formas en las anteriores experiencias con la música y la vida de Kramer.

En “Un par de intentos” se cruzan con naturalidad aires de rumba, tango y rock en una definitiva y legítima reivindicación del pop (parece que por fin sacudido el estigma) más femenino y sofisticado. Hay destaques, como el intenso Compás de espera, y el dulce Paréntesis (que conmueve desde aires bastante afines a la nueva trova).

Es muy pertinente la participación de la exquisita Ana Prada en Setiembre, la de la intensa Samantha Navarro en “Llévame donde huyas”, y afortunados los delicados arreglos de voces, así como algún fraseado o recitado espontáneo que enriquecen el trabajo.

Sorprende que en solo seis meses se haya llegado a la solvencia y homogeneidad de un compendio tan personal del cancionero enamorado que firma y canta Kramer. “Este disco es necesidad, mimo, coincidencia, resultado, apuesta, registro”, confiesa su autora, “es ganas de disfrutar el proceso. Es quince días de convivencia en una casa-bosque…. Es catorce canciones grabadas en vivo y todos juntos. Es un par de intentos que cuentan otros pares.

Desde Joaquín Sabina hasta los Beatles pasando por Fernando Cabrera, Ana Prada, Cassia Eller, Samantha Navarro, Ani di Franco, Paulinho Moska, Lisandro Aristimuño, Roberto Goyeneche, Bob Dylan, Afredo Zitarrosa The Police”.

La autora asume que fueron fundamentales para el proceso musical “la mesa de ping pong, la estufa leña prendida constantemente, las compañías y contenciones…y los invitados”.

Se entiende: crear es también cuestión de afecto, amistad y placer, todo lo que se refleja saludablemente en este disco.

La cita para conocer ese “par de intentos” es esta noche a las 21:30 horas, en Espacio G. *

Publicá tu comentario Compartí tu opinión con toda la comunidad - Si no puedes comentar, envianos un mensaje
Inicia sesión Tu primera lectura del día
Si no tienes un usuario, Registrate
Registrate Sumate a nuestra red
Si ya tienes un usuario, Inicia sesión